Kim Catrall aviva la polémica de «Sexo en Nueva York»: «Nunca fuimos amigas»

La actriz de 61 años reconoció también cómo afectó el rodaje de la serie en su deseo de ser madre

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Todo parecía idílico mientras se emitía en parrilla «Sexo en Nueva York» pero la cancelación de la tercera película sobre la serie solo ha servido para avivar la polémica. Kim Catrall (Samantha Jones en la ficción) parece empeñada en no abrir la puerta al pasado y sacar a relucir los platos sucios con sus compañeras, cuya relación distaba mucho de ser tan amistosa como la de las protagonistas.

En una entrevista en el programa «Life Stories», la actriz de 61 años ha vuelto a insistir en la mala relación entre ellas. «Nunca fuimos amigas. Éramos colegas y creo que de alguna manera era bastante sano, porque así se tiene muy clara la línea entre tu vida profesional y personal», aseguró, incidiendo en que una de las causas era la diferencia de edad entre ellas.

Tampoco guarda buenas palabras para la serie que hizo de ella un rostro popular, reconociendo que, debido al sacrificado rodaje de «Sexo en Nueva York», no tuvo tiempo para tener hijos. «Acababa de cumplir 40 años y también comencé a grabar "Sexo en Nueva York", y aunque podría haberme quedado embarazada, pensé: "Le dedico 19 horas a la serie, hay fines de semanas que termino de rodar en la madrugada del sábado. Mis mañanas los lunes comienzan a las 4.45 de la mañana y a veces estoy hasta las 2 de la madrugada. Cómo voy a poder continuar haciendo eso, especialmente cuando estoy en mis 40», confesó en el programa conducido por Piers Morgan.

Un hueco que supo llenar reinventándose. «Fue una cosa del destino, el tiempo, la suerte, no sé... Entonces comencé a ser mentora de actrices jóvenes, especialmente. A ser como una madre para algunas, no una biológica sino una que puede ser madre, tía o amiga. Y eso realmente me ha dado mucho», comentó en el programa.

comentarios