Netflix «Santa Clarita Diet»: No era necesario

Pretende ser comedia pero, en realidad, «Santa Clarita Diet» es todo un drama

Netflix: 
«Santa Clarita Diet»: No era necesario

Voy a utilizar una manida expresión para referirme a lo que me está pasando con «Santa Clarita Diet»: No eres tú, soy yo. Lo digo en serio. Estoy totalmente convencida de que si no me gusta lo nuevo de Netflix es porque no alcanzo a entender el propósito de sus creadores. Si lo entendiera, seguro que me encantaría. Sin embargo, cuanto más veo los diálogos entre Sheila (Drew Barrimore) y Joel (Timothy Olyphant) menos comprendo el sentido de la historia.

En realidad, había algo que me decía que no tenía que comenzar con «Santa Clarita Diet», pero iniciar sesión en Netflix y ver esa imagen sonriente de Drew Barrimore llena de sangre te invita a dar, al menos, una oportunidad a una serie que, siendo honestos, no sé en qué género se enmarca. Pretende ser comedia pero, en realidad, «Santa Clarita Diet» es todo un drama.

Netflix tiene productos mejores en los que invertir el tiempo

Sí es cierto que tengo que reconocerle un mérito a esta extraña producción de Netflix, y no es más que el hecho de haberme mantenido en el sofá durante los 26 minutos que sus capítulos duran de media. Algo, que en realidad no sé bien explicar, me mantuvo frente a la pantalla, terminándome la cena mientras veía esa escena de Drew Barrimore vomitando verde y tras la cual, se supone, se convierte en zombie (no soy de estómago delicado). Yo, que debo todos mis conocimientos de muertos vivientes a los caminantes de «The Walking Dead», siento que no he acabado de captar el rumbo que pretende tomar la ficción. Supongo que el problema es mío.

Debo confirmar que no he visto la temporada completa y que, además, pertenezco a ese grupo de personas que considera que para entrar de lleno en una ficción es imprescindible visionar por completo, al menos, su primera temporada. Es lo que haré, aunque, siendo honestos, creo que me encuentro en condiciones de afirmar que Netflix tiene productos mucho mejores en los que invertir el tiempo. Sí recomiendo, al menos, intentarlo. Dadle una oportunidad. Servidora no es de risa fácil y, a veces, no capta el humor que tiene frente a las narices. Como cuando cuentan un chiste malo pero todos se ríen (menos tú).

Toda la actualidad en portada

comentarios