Oscars 2017

El histórico error de «Bonnie and Clyde» y otros momentazos de los Oscars

Jimmy Kimmel estuvo sutil, pero introdujo la mayor parte del entretenimiento de la gala de los Oscars 2017

Warren Beatty y Faye Dunaway se equivocaron al entregar el Oscar a mejor película
Warren Beatty y Faye Dunaway se equivocaron al entregar el Oscar a mejor película - AFP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Además del evidente discurso contra Donald Trump, la gala de los Oscars, más suave quizás de lo que cabía esperar, dio otros momentos reseñables.

-Los primeros memes fueron para Halle Berry y su melena «a lo afro». Unos la comparaban con paja, y otros con Victoria Abril durante Festival de Cine Español de Londres.

-Jackie Chan, siempre sonriente y más con su Oscar honorífico en su particular palmarés, posó en la alfombra roja con dos oso de peluche. Eso sí, de Unicef.

-Tras recibir su Oscar a mejor actriz de reparto por su papel en «Fences», el presentador Jimmy Kimmel tiró a la diana: «Acaban de nominar a un Emmy a Viola Davis por su discurso de aceptación».

-Y también en la alfombra roja, Justin Timberlake, que inaguró la gala, protagonizó uno de los pocos photobomb de la noche, y también uno de los momentos más gracioso. Lo hizo mientras entrevistaban a Emma Stone, y sus caras son para enmarcarlas.

via GIPHY

-El saludo entre Mimi Valdés y Taraji P. Henson en la alfombra roja de los Oscars, ante la incómoda mirada de Pharrell Williams, que este año sí llevó pantalones largos.

via GIPHY

-Jimmy Kimmel a Casey Affleck: «Mira, ese con barba no es un vagabundo».

-A mitad de la gala, unos turistas irrumpieron en la ceremonia. Jimmy Kimmel les presentó a los actores y hasta tuvieron la oportunidad de «frotar» un Oscar, el de Mahershala Ali. Para sorpresa de todos, uno de los «invitados» le ha sacado el Oscar al actor y se lo ha cambiado por su móvil para que lo fotografiase. Tanto le daba quién era el intérprete, solo quería su estatuilla. El mismo gag, uno de los más divertidos de los últimos años de los Oscar, dio otro simpático momento. Jimmy Kimmel le preguntó a una turista cómo se llamaba y ella respondió que «Joyería».

-Y no pudo faltar un gag con el entrañable Sunny Pawar, protagonista de «Lion». Kimmel levantó al pequeño, de ocho años, como Rafiki hizo con Simba en «El rey león», con la clásica melodía incluida, mientras Pawar gritaba, en su peculiar inglés, los caramelos que se había comido durante la gala de los Oscars.

-Tras el homenaje que Javier Bardem le dedicó a Meryl Streep, esta salió al escenario y dijo: «Gracias Javier, no me sentía suficientemente reconocida hasta ahora».

-Otro de los mejores momentos de la gala de los Oscars llegó con la lectura de tuits por parte de los actores. «Eddye Redmayne me haces vomitar». «Emma Stone parece una prostituta que se pone de crack en todas las películas». «Es un buen momento la existencia de este perro que se parece a Tilda Swinton». «Robert de Niro es demasiado mayor para hacer películas de gángsters, ya es hora de que interprete a abuelos. Pues claro, y dentro de poco a bisabuelos... (tacos)».

-Antes de que Matt Damon presentase el Oscar al mejor guión original -cómo no junto a Ben Affleck-, Jimmy Kimmel honró, en modo irónico, así su trayectoria: «Tiene un talento evidente, pero se lo curra el tío» o «Dice dos palabras, pero parece que son tres».

-Pero, sin duda, el gran momento de la noche llegó al final. El equipo de La La Land ya celebraba su victoria en la categoría reina, pero en mitad del discurso de Chazelle, se percataron de que Warren Beatty se había equivocado. En realidad, el Oscar era para Moonlight. La cara del protagonista de «Bonnie and Clyde» era todo un poema.

comentarios