Es Noticia

La verdad sobre la misteriosa muerte de Debbie Reynolds

Todd, hijo de la actriz y hermano de Carrie Fisher, ha publicado unas memorias en los que devela los secretos más íntimos de su familia

Carrie Fisher y su madre, Debbie Reynolds
Carrie Fisher y su madre, Debbie Reynolds
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cuando Carrie Fisher murió, los fans de Star Wars perdieron a su eterna Princesa Leia. Sin embargo, Todd Fisher perdió a alguien más que a su hermana, que se terminó llevando consigo a su madre, la actriz del Hollywood dorado Debbie Reynolds, que falleció un día después.

Según la autopsia, a la protagonista de «Cantando bajo la lluvia» se le rompió el corazón. Sin embargo, para Todd, siempre a la sombra de ambas, la realidad es bien diferente.

«La teoría habitual sobre la muerte de mamá fue que, tras perder a Carrie, Debbie Reynolds murió de pena. De parte de su hijo, que estaba allí, que la conocía mejor que nadie en la Tierra: eso no es verdad. Debbie Reynolds se quiso ir ella misma de este mundo para comprobar personalmente que Carrie jamás estaría sola. Esa fue su fuerza motora durante toda la vida de Carrie, incluyendo tenerme a mí para que ella no fuera hija única, y continuó siendo su fuerza motora cuando Carrie se marchó», escribe en sus memorias, «Mis chicas: toda una vida con Carrie y Debbie».

Y es que, según el pequeño de la familia, él nació para acompañar a su hermana. Tras el shock de la muerte de Carrie Fisher, cuenta Todd que Reynolds le dijo «quiero irme con Carrie», «absolutamente desecha» tras conocer que el cuerpo de su hija estaba con el forense, y obsesionada con la idea de que no la diseccionaran, pues era, según su hijo, «algo extrañamente aborrecible» para ella.