Es Noticia
Premios Feroz

«Verano 1993» arrasa en los Premios Feroz

El peculiar retrato de la España de los ochenta de Carla Simón ha cautivado a la prensa especializada

Carla Simón, tras la entrega de premios
Carla Simón, tras la entrega de premios - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Verano 1993» ha vuelto a desmostrarnos que tiene armas más que de sobra y que, aunque no estará en los Oscar para luchar por el galardón a la Mejor Película Extranjera, ha conquistado a gran parte de España. El peculiar retrato de la España de los ochenta de Carla Simón ha cautivado a todo aquel que se ha acercado a la sala cine. El secreto del triunfo de la película está claro. «Transmite mucha verdad y es algo que no ocurre en todas. Lo apreciamos ya en uno de los primeros pases, aquí en la Academia de Cine. Esperemos que sepan apreciarlo también en Estados Unidos», ha asegurado en repetidas ocasiones la productora de «Verano 1993», María Zamora.

La ópera prima de Carla Simón se ha hecho con cinco galardones (y todo apunta a que hará lo propio en los Goya): mejor película dramática, Mejor guion y Mejor dirección –para Carla Simón– y Mejor actor de reparto David Verdaguer. Mientras que «El autor» se quedó como la gran olvidada. Se salvaron Adelfa Calvo, que consiguió el premio a mejor actriz de reparto, y Javier Gutiérrez, que hizo doblete como mejor actor protagonista por la película de Manuel Martín Cuenca y como mejor actor protagonista de televisión con «Vergüenza». Mientras que «Handia» se hizo con los galardones a mejor música y a mejor cartel.

Pero los que captaron todos los focos fueron Los Javis, directores de «La llamada». No hubo ni una sola persona en la sala que no quisiera ir a su fiesta. El salto a la gran pantalla de Javier Ambrossi y Javier Calvo les ha supuesto dos premios: mejor comedia y mejor tráiler. Y también nos dejaron el discurso más emotivo de la gala. «'La llamada' habla de encontrar tu camino y ser quien tú eres le pese a quien le pese. Si alguien me está viendo y tiene miedo. Que sepa que va a encontrar su sitio, que le van a querer y que Javi y yo vamos a escribir historias para que te inspires», decía entre lágrimas Javi Calvo.

[Consulta todos los ganadores de los Premios Feroz 2018]

La televisión, o más bien las series, cada vez tiene más fuerza. «Que mal está el cine para que estemos yéndonos todos a las series. A ver si el año que viene no va a haber ninguna película», comentaba entre risas Berto Romero. En ese ámbito destacó «Vergüenza», que se hizo con cuatro galardones: mejor serie de comedia, mejor actriz protagonista de televisión –para Malena Alterio, mejor actor protagonista de televisión –para Javier Gutiérrez–, y mejor actor de reparto de televisión –para Miguel Rellán. La otra apuesta seriéfila de Movistar tampoco salió mal parada. «La zona» consiguió dos premios como son el de mejor serie dramática y el de mejor actriz de reparto de televisión para Emma Suárez.

En el punto de mira

Pese a la larga lista de galardones, el auténtico protagonismo en la gala ha recaído en una reivindicación femenina que ya se esperaba desde el inicio. Hace dos días saltaba la noticia de que estos galardones se entregarían solamente por mujeres, actrices y directoras del cine español y así ha sido. El encargado de encaminar el tema fue el presentador de la gala, el cómico Julián López. «Aquí en España no puede haber Harvey Weinstein porque él recibía en batín e invitaba a una copa y aquí los productores no invitan a nada. Aquí imitamos Hollywood diez años más tarde. Todavía se están comprando el batín», decía con humor antes de agradecer a los productores su valentía. López también ha hecho un guiño a la situación política en Cataluña, bromeando sobre el hecho de que «cada vez que se hacen menos películas sobre la Guerra Civil, más cerca estamos de una».

Sin embargo, hay que subrayar la ausencia de mención al tema en los discursos de los premiados, mientras que ellas sí que lo han hecho. Adelfa Calvo pedía que a las actrices «no se las juzgue por los años, el peso o el físico», mientras que Emma Suárez deseaba que «todos los que tuvieran que recoger los premios fueran mujeres», o Nathalie Poza hacía alusión a un director de cine que hace apenas un año le decía que sería muy complicado que ella encontrada un papel protagonista: «Los personajes femeninos no están agotados sino los discursos que no tienen lugar».

La protagonista de la noche fue Verónica Forqué. Tuve que ser ella misma la que cortara el interminable aplauso que le acompañó a recoger el premio. «Sentaros que luego dicen que se hace largo». La actriz agradeció y mencionó a todos los directores con los que ha trabajado mientras los asistentes le miraba. «Me gustaría hacer una película dirigida por una mujer antes de morirme», confesó. Pero también recordó a su mayor fan: «No había actriz más alta, más guapa y más maravillosa que yo. Lo echo mucho de menos porque ya no hay nadie que me diga eso». Pero fue a su hermano Álvaro a quien dedicó el premio.