Es Noticia

Así se rodó la cruel escena de «Kill Bill» en la que Tarantino casi «mata» a Uma Thurman

La actriz tuvo que ir al hospital, de donde salió con collarín y conmoción cerebral tras el accidente que su pareja le obligó a rodar

Imagen del accidente durante el rodaje de la escena de «Kill Bill»
Imagen del accidente durante el rodaje de la escena de «Kill Bill»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

No todo es idílico en el paraíso Tarantino-Thurman. Actriz fetiche del director, la rubia de «Kill Bill» ha revelado, junto a las agresiones sexuales a las que la sometió Harvey Wenstein, un cruel detalle de un rodaje con el director.

Según detalla Uma Thurman en una extensa entrevista en «The New York Times», antes de filmar la escena, esa del sangriento monólogo de «Kill Bill», le pidió a Quentin Tarantino que utilizase a una doble en su lugar o que eliminase ese fragmento, pues se había enterado de que el vehículo que debía conducir estaba averiado.

El director de la película no solo la obligó a rodar esa escena, sino que le exigió que lo hiciese a gran velocidad, para que su cabello volase como debía, solo así no habría que repetirla.

En el vídeo de esa escena, se puede apreciar cómo la actriz pierde el control del coche y choca contra un árbol, para después ser sacada del vehículo. «Sentí ese dolor intenso y pensé: "Dios mío, nunca volveré a caminar"», contó la actriz. «Cuando volví del hospital con un collarín, con mis rodillas dañadas y un gran huevo en mi cabeza y una conmoción cerebral, quise ver el coche y me quedé muy molesta», explicó.

«Eso en lo que yo estaba metida era una urna», se quejó Thurman, que alega que no tenía espacio suficiente y que el coche no le permitía hacer bien las maniobras. Y eso no es lo peor: Tarantino le había prometido que el trayecto sería corto, sin complicaciones y en línea recta. Era todo lo contrario, lleno de curvas e irregular.

Para más inri, Tarantino se negó a mostrarle el vídeo del accidente hasta que la actriz firmase una cláusula que les libraba de toda responsabilidad. Quince años después, consiguió el vídeo. «Quentin y yo tuvimos una seria pelea y lo acusé de haber intentado matarme».