Es Noticia

El tremendo cambio físico del niño de «La vida es bella» y «Gladiator»

Giorgio Cantarini, que conquistó a todo el mundo a finales de los noventa, tiene hoy 26 años

Giorgio Cantarini, en «La vida es bella»
Giorgio Cantarini, en «La vida es bella»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

No hay nada para comprobar el cruel paso del tiempo como observar el crecimiento en personas ajenas. El último ejemplo se puede encontrar en Giorgio Cantarini, el niño que saltó a la fama al interpretar a Giosué, el hijo de Guido (Roberto Benigni) en «La vida es bella» y que tres años más tarde se puso, en «Gladiator» en la piel del hijo de Máximo (Russell Crowe).

Fueron los dos primeros trabajos en pantalla del joven intérprete. Pocos actores del mundo pueden presumir de haber aparecido en dos proyectos tan exitosos en sus dos primeros papeles, pero Cantarini sí. Sin embargo, poco tiene que ver aquel crío de mirada inocente que encandiló al mundo en «La vida es bella» con la realidad del actor.

El joven Giorgio Cantarini, en «Gladiator»
El joven Giorgio Cantarini, en «Gladiator»

Porque lo cierto es que Cantarini acaba de cumplir 26 años y ya no es ningún crío. Pese al repunte del que gozó en los inicios de su carrera, su luz dejó de brillar hace una década. De hecho, hace diez años que no participa en una película: desde que lo hiciera en la italiana «Il mattino ha l'oro in bocca» en 2008.

Su imagen al día de hoy, como no podía ser de otro modo, nada tiene que ver con la proyectada en las películas de Roberto Benigni (director, escritor, protagonista y productor de «La vida es bella») y Ridley Scott. Así lo deja ver en su perfil de Instagram, en el que tiene más de 25.000 seguidores.

Siete Oscar

Pese a que, más allá de «Gladiator» y «La vida es bella» no ha vuelto a participar en ningún proyecto a gran escala, en los últimos años ha vuelto a aparecer en cortometrajes y en la webserie «AUS: Adotta uno Studente». Raro es que los directores no se hayan fijado en él, pues durante un tiempo su nombre fue sinónimo de Oscar.

«La vida es bella», en la que Cantarini tenía cuatro años, se llevó la estatuilla a Mejor Película de Habla No Inglesa, Mejor Actor (por Benigni) y Mejor Banda Sonora. «Gladiator», por su parte, ganó cinco Oscar: a Mejor Película, Mejor Actor (Crowe), Mejor Diseño de Vestuario, Mejores Efectos Visuales y Mejor Sonido. Además, estuvo nominada en otras siete categorías.