«Star Wars: Los últimos jedi»

Conoce a los porgs y los «Caretakers» de la isla de Luke Skywalker

Descubre dos de las nuevas criaturas que apareceran en la gran pantalla el próximo 15 de diciembre

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Porgs

Fotograma de «Star Wars: Los últimos jedi»
Fotograma de «Star Wars: Los últimos jedi» - EW

Ya han llegado las primeras imágenes de «Star Wars: Los últimos jedi». En ellas hemos visto a Chewbacca al timón del Halcón Milenario con un intruso algo peculiar. Se trata de un porg, una de las nuevas criaturas que Star Wars introducirá el próximo 15 de diciembre. Esta criatura de ojos anchos –tipo pingüino– son nativas del planeta de Ahch-To, donde se encuentra el primer templo Jedi.

Aunque el escritor y director Rian Johnson trasladó a Luke Skywalker a Ahch-To, no quería que estuviera solo. Esta criatura creada por Neal Scanlan no es violenta ni agresiva, pero sí son muy curiosa. Tanto es así, que su curiosidad supera cualquier miedo que pueda tener.

La inspiración para crear a los porgs la tuvo Skellig Michael durante una visita a la isla irlandesa. Allí, vió por todos lados a los frailecillos atlánticos. «Son las cosas más adorables del mundo», dijo Johnson a «EW». «Así que cuando yo estaba explorando por primera vez, vi a estos chicos, y yo estaba como, oh, estos son parte de la isla. Y así los Porgs están en ese reino».

Pero hay otra forma de vida alienígena que habita el templo Jedi primitivo.

Los caretakers o los cuidadores

Fotograma de «Star Wars: Los últimos jedi»
Fotograma de «Star Wars: Los últimos jedi» - EW

«Han estado allí durante miles de años y, basicamente, mantienen las estructuras en la isla», dice Johnson. Por eso se llaman los «caretakers» (los cuidadores, en español). Son un grupo de animales antropomórficos que visten como monjes (al estilo «The Handmaid's Tale») y tienen aspecto de reptiles.

Los «caretakers» son algo más antropomórficos que los porgs. De hecho, están animados con una persona dentro. Además, usan ropa y hablan en una lengua extraña. «Todos son mujeres, y quería que tuviera la atmósfera como la de un pequeño convento», asegura. «El equipo de Neal Scanlan los diseñó, y el diseñador de vestuario Michael Kaplan hizo estas prendas de trabajo que lucían como los de una monja».

Esats criaturas pueden comunicarse con Luke Skywalker a través de lo que Johnson describe como «un lloriqueo que parece un lenguaje escocés de peces». No es que esten encantados de tenerlo alrededor, peo sí «toleran» su presencia.

comentarios