Es Noticia

Rodrigo Cortés, León de Aranoa y Paula Ortiz dialogan sobre el complejo proceso de creación de una película

«Lo que la cámara no ve: la batalla del director» será un encuentro abierto al público el próximo lunes a las 19.30 horas en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Tres cineastas de prestigio en tres estadios muy diferentes de su carrera: Fernando León de Aranoa a punto de estrenar su nuevo filme, «Loving Pablo»; Rodrigo Cortés, con «Down a Dark Hall» en la última fase de producción y Paula Ortiz, que está en la primera etapa del proyecto para adaptar el cuento «Barba Azul». Los tres estarán este lunes 26, a las 19.30 horas, en el Teatro Auditorio del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía para hablar de «La batalla del director», todo aquello que la cámara no ve y que acontece en el interior del cineasta cuando trabaja. Un acto abierto al público para acercar al creador con el espectador. [Inscripciones gratuitas aquí]

Todo comenzó con el texto de Rodrigo Cortés publicado en ABC «Acabar una película», en el que el gallego lanzaba al aire varias preguntas a las que intentaba dar respuesta: «¿Cuándo empieza -en primer lugar- una película? ¿El día en que uno tiene la idea? ¿Cuando, al leer un libro o una noticia, o al imaginar una versión alternativa del mundo, la experiencia planta su semilla? ¿Cuando una productora -o un guionista, o un estudio- te hace llegar un libreto con la esperanza de que su aroma te infecte?», escribía el director. «Tales cosas suceden con frecuencia. Pocas germinan. Quizá habría que esperar al primer contrato para activar el taxímetro. Uno de desarrollo. Por hacerlo oficial, digo. El desarrollo (convertir una idea en guión, o un guión en otro) exige trabajo y tiempo, hasta que la productora está lista para salir al mundo a buscar dinero. ¿Empezamos a contar cuando el estudio se sube al barco (aunque en puridad el estudio sea el barco)? Porque el estudio se sube, pero lo menos posible. Con cautela. Te paga un poco. A cuenta. Las idas y vueltas son ahora las del estudio, que considera la octava versión del guión (la que recibe) como la primera. Y querrá ver otras cuatro antes de dar la luz verde, esa que anuncia que va a financiarla. ¿Hemos empezado ya? Ha pasado, quizá, un año. Tal vez más». Preguntas todas ellas sobre las que conversarán en libertad y a las que tratarán de dar respuesta los tres creadores.