Es Noticia

Los Forqué más disputados reparten su gran premio entre «La librería» y «El autor»

Por primera vez en sus 23 años de historia, dos filmes comparten este galardón

Javier Gutiérrez, protagonista de «El autor»
Javier Gutiérrez, protagonista de «El autor»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El cine español avanza con los nuevos tiempos; se reinventa, se adapta. Marcando distancia con la tradición, la XXIII edición de los Forqué, que inaugura una temporada que echará el cierre el próximo 3 de febrero en los Goya, repartió por primera vez en su historia dos premios a mejor película. Las ganadoras ex aequo, «La librería», de Isabel Coixet, y «El autor», de Manuel Martín Cuenca, que obtuvieron el mismo número de votos tras la segunda ronda de votaciones, compartieron el galardón de lo que promete ser una de las carreras por el «cabezón» más disputadas de los últimos años. Y, aunque inédito en esta ceremonia organizada por Egeda, este hito sí estaba contemplado en sus bases: «En caso de empate, compartirán el premio las ganadoras».

La ceremonia de premios rompió también esquemas respecto a la pasada edición, en la que un debutante Raúl Arévalo se consagraba como director al que seguirle la pista. Al contrario que la gala celebrada el año pasado en Sevilla, en la que ningún título repitió entre los principales premios, los Forqué reconocieron también al protagonista del filme de Martín Cuenca, Javier Gutiérrez, un actor omnipresente y en estado de gracia que suma otro Forqué al obtenido en 2015 por «La isla mínima» y, como entonces, se coloca en cabeza para alzarse con el Goya. En la categoría femenina fue Nathalie Poza quien se impuso por «No sé decir adiós», reforzando también su condición de favorita de cara al primer fin de semana de febrero.

La aplaudida ópera prima de Gustavo Salmerón, «Muchos hijos, un mono y un castillo», ganó en la categoría de mejor documental, mientras que la «Madre», de Rodrigo Sorogoyen, hizo lo propio como mejor corto. El testigo del «monstruo» de J. A. Bayona, que en la pasada edición se alzó con el premio al cine y la educación en valores, lo recogió en esta ocasión Paco Arango por «Lo que de verdad importa». Y, como apuntaban las quinielas, completó el palmarés la chilena «Una mujer fantástica», de Sebastián Leilo, como mejor producción latinoamericana, candidata a estar entre las finalistas al Oscar como mejor película de habla no inglesa.

Por segundo año consecutivo, además, la gala de los Forqué, presentada por Boris Izaguirre y Elena S. Sánchez y alimentada con píldoras de humor por el cómico Edu Soto, se celebró fuera de Madrid, en Zaragoza, cuna de grandes cineastas españoles como Luis Buñuel, José María Forqué o Carlos Saura, reconocido este año con la Medalla de Oro de Egeda, que recogió el galardón emocionado.