El muñeco de nieve

Michael Fassbender: «Estamos viviendo en un ciclo de destrucción»

El actor interpreta al detective Harry Hole en la adaptación de la novela de Jo Nesbø «El muñeco de nieve»

Michael Fassbender, en una escena de El muñeco de nieve
Michael Fassbender, en una escena de El muñeco de nieve
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los hermosos y aterradores paisajes nevados de Noruega, de un blanco infinito, se convierten en los escenarios de «El muñeco de nieve», filme inspirado en la novela homónima de Jo Nesbø. En ella, el comisario Harry Hole debe perseguir a un asesino en serie. Michael Fassbender, un actor acostumbrado a dotar de humanidad a los personajes más fríos de este y otros mundos, da vida al inspector creado por el escritor noruego. Pidiendo casi desesperado un descanso, Fassbender confesó a ABC sentirse agotado y aturdido por la presión de la fama.

-¿Leyó, antes de aceptar el personaje, alguno de los libros de la saga?

-No. Yo prefiero analizar mi personaje a través del guión, esa es mi fuente de información para dar forma a mi trabajo y, por supuesto, el director.

-¿Qué le gustó de Harry Hole?

-Me fascina la humanidad del personaje, un tipo solitario que no se parece en nada al típico detective porque mantiene una dicotomía muy particular que combina el cansancio que le provoca su trabajo con su talento para llevarlo a cabo, lo que invariablemente le conduce a la bebida...

-Muchos de sus personajes son, en su interior, unos depravados. ¿Cómo consigue que el público sienta empatía por ellos?

-Sí, tengo tendencia a elegir ese tipo de papeles. Me gusta interpretar personajes con sustancia para dar profundidad a mi trabajo. Supongo que me ha llegado el momento de hacer una comedia... (risas).

-¿Cómo se enfrenta a sus personajes?

- Me fijo en los detalles. Suelo leer cada guión unas doscientas veces, y eso significa que lo leo diez veces al día. Los grandes directores son buenos manipuladores, por eso me gusta hablar con ellos, entender qué quieren del personaje y de mi interpretación. Soy un hombre al que le gusta correr riesgos. Si te vas a estrellar, al menos hazlo marcando diferencias. Yo no voy por la vida con una red salvavidas.

-¿A través del arte se puede concienciar y mejorar la sociedad?

-Nosotros somos responsables unos de otros. Debemos aprender que recibes lo que das. Me gusta la idea de que uno puede concienciar a la sociedad hacia unos valores más estables de cordialidad gracias a narraciones que muestran aspectos del ser humano. Creo que estamos atravesando uno de esos ciclos de destrucción que tan peligrosos han sido en el pasado para los humanos.

-Parece que tiende a trabajar siempre con los mismos directores, los mismos actores...

-Sí. El amor de mi vida es la interpretación y me gusta disfrutarlo con la gente que me llevo bien, con quien me divierte trabajar.

-¿Cómo surgió ese amor que dice sentir por el cine y la interpretación?

-Mi madre me inculcó la pasión por el cine, ella me metió este gusano en el cuerpo con su amor por el séptimo arte, los grandes relatos y las novelas. Con ella vi muchas películas de los sesenta y los setenta.

-¿Le gustan los rodajes arriesgados o extremos como este?

-La nieve es un elemento muy importante en la película. A mí, personalmente, no me molesta rodar en lugares tan extremos, creo que los escenarios añaden profundidad a la narración.

comentarios