Noticias de Cine

Martin Landau, un secundario de lujo que se llevó un Oscar gracias a Bela Lugosi

El actor, que acaba de fallecer los 89 años, ganó la preciada estatuilla en 1995 gracias a «Ed Wood» de Tim Burton

Martin Landau besándo el Oscar que recibió en 1995
Martin Landau besándo el Oscar que recibió en 1995 - ABC

Este sábado 15 de julio, Hollywood tuvo que despedirse de uno de los grandes secundarios del cine estadounidense del siglo XX: Martin Landau. El actor murió de «complicaciones inesperadas» tras una hospitalización breve en un centro médico de la Universidad de California. Nacido en Brooklyn (Nueva York) el 20 de junio de 1928, Landau trabajó de dibujante en el diario «New York Daily News» antes de comenzar su carrera como actor. Influido por la obra de Charlie Chaplin, hizo su debut en Broadway en 1957 y su primer papel importante en el cine llegó en 1959 con «Con la muerte en los talones» de Alfred Hitchcock. Aquel papel supuso su lanzamiento al estrellato con Landau metiéndose en la piel de un secuaz homosexual.

Pero el «maestro del suspense» no fue el único gran director con el que Landau trabajaría. Ya en 1963 trabajaría con Joseph L. Mankiewicz en la superproducción «Cleopatra» protagonizada por Elizabeth Taylor. En 1988 formaría parte del elenco del drama biográfico «Tucker: Un hombre y su sueño» de Francis Ford Coppola, un papel que en 1989 le regalaría su primera nominación al Oscar como actor secundario; el mismo año de su primera nominación, coprotagonizaría una de las películas más icónicas de Woody Allen, «Delitos y faltas», la cual también le reportaría una nominación al Oscar como actor secundario. Sin embargo, sería una tercera nominación en la misma categoría la que finalmente le reportara una victoria: «Ed Wood» (1994) de Tim Burton, donde interpretaría al actor austro-húngaro Bela Lugosi. Con Burton repitiría años después en su particular visión de«Sleepy Hollow» (1999).

Un actor de cine que también se prodigó con suma asiduidad en un medio como la televisión durante el siglo XX pero también durante el siglo XXI. En 1959, el mismo año en el que saldría en «Con la muerte en los talones», participaría en un episodio de «La dimensión desconocida». Su papel en televisión más recordado sería el de Rollin Hand en «Misión Imposible» durante sus tres primeras temporadas (y 76 episodios) entre 1966 y 1969. Sería en esta teleserie de CBS donde coincidiría con su ya esposa, Barbara Bain. Tras «Misión Imposible», Landau protagonizaría nuevamente junto a su mujer otra serie: la británica «Espacio: 1999», durando únicamente dos temporadas. En los últimos años pudo vérsele en ficciones de televisión como «Entourage» («El séquito») y «Sin rastro».

Toda la actualidad en portada

comentarios