La maldición del número 13: el olvido de España en los Oscar

La ausencia de «Verano 1993», que se quedó hoy fuera de la carrera de los premios Oscar a la mejor película en lengua extranjera, deja en la carrera por la estatuilla dorada un solo largometraje de habla hispana, la cinta chilena «Una mujer fantástica»

Pedro Almodóvar con su Oscar
Pedro Almodóvar con su Oscar - DANIEL G. LÓPEZ
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

España, tercera en el ranking de países nominados a mejor película de habla no inglesa (por detrás de Francia e Italia), está perdiendo relumbrón en Hollywood. Desde que en 2005 Alejandro Amenábar ganó el Oscar a mejor película en esta categoría por «Mar adentro», la Academia norteamericana ha ignorado todas las producciones nacionales presentadas para competir en este apartado.

El año pasado fue «Julieta» la ignorada; partía con serias opciones de hacerse un hueco en la categoría para ficciones extranjeras, habida cuenta de la preferencia de estos premios por su director, Pedro Almodóvar, nominado en cuatro ocasiones y con dos estatuillas en su palmarés («Todo sobre mi madre» –filme– y «Hable con ella» –mejor guión original–). Pero la película no consiguió pasar la primera selección para competir por el Oscar.

Este año ha sucedido lo mismo con «Verano 1993», de la novel Carla Simón, un filme que pese a la escasa experiencia de su directora ha conseguido cautivar no solo en España, con ocho candidaturas en los premios Goya, sino fuera de las fronteras del país, alzándose con el premio a la mejor ópera prima en el Festival Internacional de Cine de Berlín (Berlinale) y colocándose entre el mejor quinteto de películas extranjeras del año para la prestigiosa asociación National Board of Review, fundada en 1908.

El olvido de la película española, que se quedó hoy sin opciones de aspirar a ser nominada en los premios Oscar en la categoría de mejor película en lengua extranjera, deja en la carrera por la estatuilla dorada un solo largometraje de habla hispana, la cinta chilena «Una mujer fantástica», de Sebastián Lelio.

Con esta omisión, España lleva ausente de la carrera por la estatuilla trece años, la peor racha para el cine nacional desde su primera nominación en 1958 con Juan Antonio Bardem. La mejor llegó en la década de los 80, con seis candidaturas en la categoría de mejor película de habla no inglesa.

Pero a la hora de la verdad, el músculo español en estos premios se desinfla, con solo cuatro victorias en las diecinueve nominaciones acumuladas en mejor película de habla no inglesa. El primero en subir al escenario a por el galardón fue José Luis Garci en 1982 gracias a «Volver a empezar». En total, España cosecha en su palmarés diez premios, destacando los de la pareja Javier Bardem y Penélope Cruz, únicos actores en recibir el galardón, en la categoría de reparto (2007 y 2009, respectivamente), y los del apartado de mejor dirección artística, con el recientemente fallecido Gil Parrondo y sus dos Oscar (por «Patton» y por «Nicolás y Alejandra»).

comentarios