Es Noticia
Globos de Oro 2018

«Tres anuncios en las afueras» desbanca a «La forma del agua»

La película de Martin McDonagh se posiciona como la más galardonada con cuatro premios

El equipo de «Tres anuncios en las afueras», en los Globos de Oro
El equipo de «Tres anuncios en las afueras», en los Globos de Oro - AFP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Eran muchos los que apostaban que «La forma del agua» intentaría hacer sombra a la irrupción de «La La Land» en los últimos Globos de Oro. Pero se quedó en eso, en un intento. La película de Guillermo del Toro solo consiguió dos galardones de las siete nominaciones con las que contaba: mejor director para Del Toro y mejor banda sonora. Esto no ha evitado que nos emocionásemos con el director: «Desde que soy niño he intentado ser fiel a mis monstruos. Son parte de nuestra perfección, encarnan nuestros fracasos». El mexicano ha confeccionado esta historia de amor para deshacerse de un tercer demonio que llega después de «El espinazo del diablo» y «El laberinto del fauno». «No son solo hitos dentro de mi carrera, son tratos con un demonio particular que te acompaña durante muchos años de tu vida. Es una especie de biografía», confesaba Guillermo del Toro.

La gran ganadora de la noche ha sido «Tres anuncios en las afueras». El equipo de la película de Martin McDonagh comenzó la gala con buen pie al recibir el primer galardón, el de mejor actor de reparto. «Es una película sobre la compasión y hoy necesitamos mucha», puntualizaba el ganador del premio Sam Rockwell. Instantes después, McDonagh consiguió el de mejor guion. Lo que gran parte del público no se esperaba era que también se apuntara el tanto de mejor película dramática, que el público recibió con un gran aplauso. Pero, sin duda, la inesperada triunfadora de la noche fue Frances McDormand, que consiguió el título de mejor actriz dramática. «Tres anuncios en las afueras» ha conseguido sacar lo mejor de la intérprete. «Antes no era capaz ni de lanzar una pelota de béisbol y ahora conseguí tirar botellas de cóctel molotov de un lado de la calle a otro sin problema», bromeaba la actriz tras agradecerle la cabezonería de McDonagh, quien no aceptó un no por respuesta. En el discurso de McDormand no solo hubo agradecimientos, también hubo reivindicaciones: «La política suelo dejármela en casa, pero es importante que podamos formar parte de este cambio. Las mujeres no estamos aquí por la comida, estamos aquí por el trabajo».

«El instante más oscuro» le ha dado a Gary Oldman lo que aún no había conseguido: un galardón a la altura de su carrera. El británico ha ganado kilos y ha perdido pelo para ponerse en la piel de Winston Churchill en un momento en el que el líder británico «descubre como las palabras y las acciones pueden cambiar el mundo, un cambio muy muy necesario». Sin embargo, ha sido el agradecimiento a su mujer el que ha arrancado una sonada carcajada entre el público: «Se iba a la cama con Wiston Churchill y se levantaba con Gary Oldman. No sé si prefería de lo contrario».

El otro protagonista de la noche fue James Franco, que recibió el galardón a mejor actor de comedia o musical. El protagonista de «The Disaster Artist» volvió a subir con su teléfono móvil al escenario para leer la larga lista de agradecimientos que tenía preparada. Pero no subió solo. Tommy Wiseau estaba con él e, incluso, intentó también coger el micrófono para hacerse (por fin) con su momento de gloria. Sin embargo, Franco no le dejó. Lo que sí consiguió fue ser el centro de sus agradecimientos: «Parece que es el 'making of' de la peor película del mundo, pero en realidad es una historia sobre la amistad».

Otra historia basada en hechos reales y que ha sido reconocida por la Asociación de La Prensa Extranjera de Hollywood ha sido «Yo, Tonya». Allison Janney era nombrada como la mejor actriz de reparto por su papel como la despiadada madre de Tonya Harding, quien estaba presente en el hotel Beverly Hilton de Los Ángeles. «Gracias por hacernos partícipes y por dejarnos contar esta historia sobre el clasismo en Estados Unidos, de cómo se percibe la verdad a través de los medios y de cómo nos contamos las verdades cuando nos levantamos», le decía la actriz a la patinadora.

Una voz femenina

Pese a que son muchas las historias femeninas que ocupaban las nominaciones de los Globos de Oro, Barbra Streisand replicó que se necesitan más mujeres dirigiendo una película y más aún nominadas a los galardones de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood. «Si yo soy la única mujer que ha conseguido el premio a mejor directora y eso fue en el año 84... Señores ha llegado el momento de que otra mujer lo vuelva a ganar y de que haya más mujeres nominadas. Hay películas maravillosas ahí fuera dirigidas por mujeres», decía la productora estadounidense. Greta Gerwig estuvo cerca, pero no lo consiguió, aunque se puede consolar con el premio a mejor película por «Lady Bird». Saoirse Ronan sumó el segundo galardón de la película al proclamarse como la mejor actriz de comedia.

Una leyenda viva

El peso de los 101 años que Kirk Douglas soporta sobre sus hombros no le impidió asistir a la 75 edición de los Globos de Oro para recibir un homenaje sorpresa. Lo hacía con la excusa de presentar el premio al mejor guion de una película. Pero antes de desvelar el ganador, el público se puso de pie y obsequió con un gran aplauso al protagonista de «Espartaco» o «Senderos de gloria». Su nuera Catherine Zeta-Jones destacó que Douglas fue una figura clave para acabar con las listas negras en Hollywood al contratar, por ejemplo, a Dalton Trumbo para escribir «Espartaco» y hacer que apareciera en los créditos por su trabajo. «Tenía una discurso, pero no sé si decirlo porque no sabría si podría seguir tus pasos. Vamos a seguir con la gala», dijo con una sonrisa el actor.

Kirk Douglas y Catherine Zeta Jones
Kirk Douglas y Catherine Zeta Jones-REUTERS

Los otros ganadores de la noche fueron «Coco», mejor película de animación, y «En la sombra», mejor película extranjera. Además, los compositores de «City of Stars», de «La La Land», repitieron hazaña este año ya que volvieron a hacerse con el premio de mejor canción gracias a «This is me», de «El gran showman».