Globos de Oro 2017

La La Land, la película con más Globos de Oro de la historia

Repasamos los filmes galardonados en la 74ª edición de la entrega de premios

El equipo de «La La Land» - REUTERS

Los musicales no suelen triunfar, son un género no apto para todo el mundo. Pero «La La Land» reúne todos los ingredientes para meterse al espectador en el bolsillo. La película es en sí misma un homenaje al séptimo arte, una experiencia visual conmovedora, por lo nostálgico de recuperar, con la tecnología actual, una época ya pasada. Los colores y la mano del casi novel Damien Chazelle envuelven a la película en un aura mágica de la que los académicos de los Globos de Oro no han podido escapar. Como tampoco han podido hacer la vista gorda a la química entre los protagonistas, juntos por tercera vez en la gran pantalla. El resultado es una cinta que no deja indiferente, un filme que recupera el objetivo original del cine: hacer soñar. Y si algo no hizo en la 74 edición de los Globos de Oro fue pasar desapercibida. Por eso ha hecho historia, llevándose a casa los siete premios a los que estaba nominada. Mejor guión, director, actores, banda sonora, canción y banda sonora. Encumbrados, todos los que participaron en esta cinta hicieron del Hotel Beverly Hilton donde se celebra la ceremonia de entrega una verdadera «ciudad de las estrellas».

«No podría haber tenido un compañero mejor en esta película para soñadores», ha agradecido Stone. «La esperanza y la creatividad son dos de las cosas más importantes del mundo. Creativos a los que alguna vez le hayan cerrado la puerta, aquellos que alguna vez haya sido tentado con abandonar... Esta película es para vosotros», explicaba la actriz. Y eso que aún les quedaban dos premios por recibir: mejor película y mejor canción. «La idea de hacer un musical en Los Ángeles era un sueño. Gracias por apostar por los musicales y por aceptarnos», confesaba uno de los miembros del equipo. Con estos siete galardones se convierte en la película con más Globos de Oro de la historia, seguida por «Alguien voló sobre el nido del cuco», con seis.

Esta cinta se quedo en las cinco nominaciones y a la quinta ha ido la vencida para Viola Davis, que se llevó la estatuilla como mejor actriz de reparto por «Fences», de Denzel Washington.

En la ceremonia, que condujo el cómico Jimmy Fallon y que arrancó con una parodia de «La La Land», el premio a la mejor película de animación fue para «Zootrópolis». Uno de los momentos más cómicos de la noche llegó con Aaron Taylor-Johnson y su discurso de agradecimiento al ganar el premio al mejor actor de reparto por «Animales nocturnos»: «Bob Odenkirk y yo tenemos una pelea desde hace años. ¡Chúpate esa, Bob!», comentaba en tono burlesco.

La sopresa la puso «Moonlight» al hacerse con el galardón a mejor película (drama), imponiéndose a «Comanchería», «Lion», «Hasta el último hombre» y «Manchester frente al mar». Para sorpresa la que se llevó Isabelle Huppert cuando la nombraron como mejor actriz dramática por su papel en «Elle», de Paul Verhoeven, película que ganó el premio a la mejor cinta hablada en idioma extranjero (y eso que ha quedado fuera de las nueve películas preseleccionadas por la Academia de Hollywood para competir por el Oscar).

El hermanísimo de Ben Affleck ya se ha hecho su propio nombre y el claro ejemplo de ello es el galardón que «Manchester frente al mar» le ha proporcionado como mejor actor de drama. Una película de Kenneth Lonergan que nos ha enseñado una parte de Affleck que no habíamos visto.

El reconocimiento a una vida

Meryl Streep, nominada más de 30 veces a los Globos de Oro y ganadora de ocho estatuillas de este tipo y tres Oscar, puso el tono de denuncia a su discurso, pese a estar ronca, el único en toda la noche. «Ha habido una interpretación que me ha conmovido. No es porque fuera buena, pero se ha llevado el gato al agua», contaba la actriz seria. «Va sentarse en nuestro asiento un señor que imitó y se rió de un periodista discapacitado…», decía decepcionada, mientras sujetaba su galardón Cecil B. DeMille. «Necesitamos que la prensa nos defienda, hay que apoyar a nuestros periodistas, porque los vamos a necesitar».

Tampoco se olvidó de Carrie Fisher, a la que llamó, visiblemente emocionada, Princesa Leia. «Como ella me dijo, coge tu corazón roto y conviértelo en arte».

Toda la actualidad en portada

comentarios