Es Noticia

Gary Oldman: «Para mis hijos, Churchill es Historia Antigua»

El actor habla con ABC de la importancia del histórico primer ministro británico: «Nuestro mundo no sería el mismo sin sus decisiones»

Gary Oldman da vida al Churchill más convincente de la Historia del cine
Gary Oldman da vida al Churchill más convincente de la Historia del cine
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Gary Oldman es, desde este viernes, Winston Churchill, pero Gary Oldman ha sido muchos personajes inolvidables: Sirius Black, Norman Stansfield, George Smiley o Bram Stoker, por recordar algunos. El «mejor actor menos premiado», como es conocido, empezó esta semana a quitarse la etiqueta tras ganar el Globo de Oro por su preciso, enérgico y cautivador Churchill en «El instante más oscuro», y ya se postula como favorito para elOscar. En Los Ángeles, hogar del intérprete desde hace dos décadas, tuvimos oportunidad de hablar con el actor del momento.

P - Muchos han interpretado a Churchill y todos admiten la dificultad del papel. ¿Dudó en algún momento no hacerlo?

R - Rodar una película de estas características siempre es difícil, pero hay dragones a los que tienes que enfrentar. Churchill construyó una figura inmensa, no solo por lo que consiguió sino también por lo que escribió. Tenía claro que no quería dejarme influir por los actores que le interpretaron antes. Él no era un hombre cansado o aburrido, sino un hombre enérgico con una enorme pasión por la vida.

P - ¿Qué ha significado para usted interpretar el personaje?

R - Cuando representas un personaje real, que tiene familia que aún vive, hay una cierta responsabilidad, pero la buena noticia es que la familia de Churchill ha visto este filme y ha abrazado el retrato que hemos hecho, tanto que su bisnieto me llamaba bisabuelo en el rodaje. Mi madre, que tiene 98 años y está estupenda, me ha contado muchas historias sobre Churchill. Mi padre formó parte de la Armada Real Británica, peleó en el norte del Atlántico y en Okinawa, regresó en el 48 ... Hay cierta conexión familiar con el personaje porque mi padre debió estar bajo el mando de este gran hombre. Para mí, esta película no es lejana, aunque para mis hijos sea historia antigua. Considero este filme familiar, relevante e importante.

P - ¿Le costó meterse en la piel del personaje?

R - Es un papel único, un regalo para cualquier actor, igual a interpretar al rey Lear de Shakespeare, pero debo reconocer que ha sido mi trabajo más duro. Fue aterrador. Algunos días pensaba: “¿Cómo he podido meterme en esto?” No solo por el aspecto físico, también por la figura icónica de la que se trata. Había miedo. Pero una vez que empecé a descubrir quién era ese hombre, lo disfruté más que ningún otro papel en mi vida.

P - Sorprende su cambio físico...

R - Lo realmente sorprendente era su energía con ese físico. He visto horas interminables de metraje sobre él y siempre aparece andando y marcando el paso. Para mí, ha sido un cambio físico enorme y lo que más me costó fue quitarme los kilos cuando terminó el rodaje.

P - Churchill no perdía el tiempo...

R - Su reputación de trabajador incansable era verdad. Ese compromiso fue el que llevó al triunfo con Hitler. Era un hombre que se daba al cien por cien y a cambio quería lo mismo. Un hombre con una misión.

P - ¿Le impactó representar a un hombre tan excéntrico como Churchill?

R - Al mirar de cerca a Churchill, no solo como un líder británico, descubres que es el inglés más importante de la historia. Buceando en su vida descubrí que nuestro mundo, del que disfrutamos ahora, no sería el mismo sin su presencia y sus decisiones. Es interesante ver este movimiento, TimesUp, cómo se puede asociar con esta película:una narración que ilustra el poder de las palabras y las acciones. Un hombre, literalmente, puede cambiar el mundo. El coraje de Churchill, un hombre que cometió errores, por supuesto, sin un ejército en forma y con todo el mundo escondiéndose en sus habitaciones, sin el apoyo de EE.UU., fue capaz de liderar al país y enfrentarse al racista dictador que era Hitler. Churchill tenía una valentía extraordinaria y, como digo, hay personas esenciales en la historia que nos han permitido estar donde estamos ahora, sumaría a Washington y Lincoln. Sin Churchill, nuestra sociedad sería muy diferente.