El mundo del cortometraje se cita en la séptima edición del FIBABC

El mejor cine corto iberoamericano se podrá ver en la web de ABC a partir del día 22

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los grandes autores del cortometraje latino vuelven a reunirse en torno a ABC. La VII edición del Festival Iberoamericano de Cortometrajes (FIBABC) arranca hoy con la apertura del plazo de inscripción para aquellos cineastas que quieran mostrar su obra en el marco que le ofrece el festival de referencia en Iberoamérica. «Nunca se pone el sol en el FIBABC. Cuando no hay alguien viendo uno de nuestros cortos en España, lo están haciendo al otro lado del charco», expuso Pedro Touceda, director del certamen durante la presentación que se celebró ayer en el Centro Universitario de Artes TAI.

En la pasada edición se recibieron más de 1.000 cortos procedentes de diecisiete países. Una cifra que refleja el interés por un evento que entrega en metálico y especies más de 10.000 euros entre sus ganadores.

El Premio de Mejor Corto FIBABC, seleccionado por el jurado, está dotado con 2.000 euros
Desde hoy ya están disponibles las bases tanto para el Festival de Cortos como para el Certamen i-Cortos (obras de hasta cinco minutos). Entre las dos secciones oficiales habrá más de 10 premios. El principal, el de Mejor Corto FIBABC, seleccionado por el jurado, está dotado con 2.000 euros. Destaca también el Premio del Público, con un valor de mil euros que irán para el más votado a través de la web; y el Mejor Corto Español de Ficción, cuyo director tendrá gratis el primer curso de un máster en TAI. En cuanto al Certamen i-Cortos, tanto el premio del jurado como el del público están dotados con 500 euros. Además, durante los meses de concurso la portada de ABC.es dedica un espacio destacado cada día para un corto.

Jaime García

Álvaro Ordóñez, director ejecutivo de TAI, certificó durante la presentación el compromiso de su institución por «promover las artes audiovisuales en España e Iberoamérica, objetivo que ha puesto en valor a lo largo de sus 45 años de trayectoria académica». TAI, referente histórico en el ámbito de la formación cinematográfica, se ha consolidado en los últimos años como el primer centro independiente de enseñanzas artísticas de Grado Universitario en España. Por sus aulas han compartido su magisterio o experiencia personalidades como David Lynch, David Fincher, John Waters, Spike Jonze, Kenny Werner o Julie Delpy. Y se han formado profesionales como Claudia Llosa, Daniel Guzmán, Natalia Millán, Rodolfo Sancho, Juan Carlos Fresnadillo, Alejandra Jiménez o Daniel Calparsoro.

En la presentación también intervinieron Tito Gacía, director de Laserfilm, y Franc Planas, director de Promofest, empresas colaboradoras del certamen, que han mostrado su satisfacción por respaldar un proyecto cinematográfico de esta dimensión. «Es un placer ver que año tras año los cortometrajes que se presentan al festival van ganando, además de en cantidad de vídeos, en calidad», ha asegurado Tito García.

Miguel Aguirre, responsable de la agencia de directores de Fotografía Point of View, considera al director de fotografía «una figura fundamental en todo el concepto visual del cortometraje». Por ello y por «el cariño al FIBABC» han decidido patrocinar el «Premio a la Mejor Fotografía» entre todos los cortometrajes de esta edición.

Todos ellos han coincidido en afirmar que hay que aprovechar el festival para ensalzar la figura del cortometraje, no como hermano menor del largometraje ni como recurso cuando no se consigue financiación suficiente para un largo, sino como un fin en si mismo. En este sentido, Franc Planas defiende que esto no significa trasladar los cortos a las salas de cine, sino que «tenemos que ir por delante y pensar en la distribución online, como Netflix, tenemos que buscar posibilidades más reales y hacer un cambio de chip cuando antes».

Todo ello en el seno de TAI, institución muy identificada con el concepto del cortometraje como escenario ineludible para el desarrollo del oficio cinematográfico. Así, la metodología del Centro Universitario de Artes TAI se basa en el modelo de taller experiencial, de aprendizaje de la profesión de la mano de los mejores maestros. Objetivo final: garantizar el potencial de empleabilidad de sus alumnos. De hecho, un estudio de TAI, de 2016, confirma que de una muestra representativa de los alumnos matriculados desde el año 2000, más del 80% se encuentra trabajando en la actualidad.

comentarios