Faye Dunaway habla por primera vez del error de los Oscar: «Podría haberlo evitado»

La actriz explica en una entrevista que no entendió el motivo por el que Warren Beatty se quedó callado al abrir el sobre

Momento en que Faye Dunaway lee la tarjeta errónea
Momento en que Faye Dunaway lee la tarjeta errónea
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La actriz Faye Dunaway protagonizó, junto a Warren Beatty, uno de los momentos más tensos en la historia de los Premios Oscar cuando ambos erraron a la hora de entregar el galardón a Mejor Película a «La la land» en lugar de a «Moonlight».

La intérprete, que no se había pronunciado al respecto, ha concedido una entrevista a NBC News en la que no ha dudado en explicar sus sensaciones tras el garrafal error de los Oscar: «Me siento culpable. Podría haber hecho algo para evitarlo, ¿por qué no leí que ponía Emma Stone arriba de la tarjeta?», se preguntó Dunaway.

Cabe recordar que, minutos antes del error, Warren Beatty miraba la tarjeta con gesto dubitativo y, acto seguido, se la entregaba a su compañera para que la leyera: «Sacó la tarjeta y no dijo nada, me miró y miró alrededor del escenario. Pensé que bromeaba y le dije: 'no tienes remedio'»

A pesar del fiasco, la Academia de Hollywood volverá a contar con la auditora PricewaterhouseCoopers (PwC) para custodiar los resultados de los Oscar, aunque impondrá cambios para evitar que una situación similar se repita. Tras lo ocurrido, la junta directiva de la institución, formada por 54 personas, se reunió durante seis horas para tratar lo ocurrido en la ceremonia celebrada en febrero. El principal asunto de la conversación fue la relación de la Academia con PwC, la empresa que ha supervisado todo el proceso relacionado con las nominaciones y los ganadores de los Oscar desde 1934.

El presidente de la compañía, Tim Ryan, se disculpó por el «error humano» cometido por sus trabajadores Brian Cullinan y Martha Ruiz, que entregaron el sobre equivocado con el ganador de la estatuilla a la mejor película y no reaccionaron a tiempo para enmendar la confusión. La Academia decidió mantener la confianza en PwC, aunque contará con diferentes consultores y protocolos para impedir nuevos deslices.

comentarios