Es Noticia
Javier Bardem

«Escobar, como Hitler, no aterrizó en la Tierra desde otro planeta»

Javier Bardem da vida al narco en «Loving Pablo», que ayer se presentó en la Mostra de Venecia

Javier Bardem da vida al narco en «Loving Pablo»
Javier Bardem da vida al narco en «Loving Pablo»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La pareja Penélope Cruz y Javier Bardem era una de las más esperadas en Venecia, en una Mostra donde el cine español ha estado ausente en concurso, en la sección oficial. Pero no han defraudado en el filme «Loving Pablo», siendo acogidos con muchos aplausos en la rueda de prensa, en especial Javier Bardem, quien hace un excelente trabajo en la interpretación del narcotraficante Pablo Escobar. Muchos aplausos ha recibido también Penélope Cruz, en el papel de la famosa periodista colombiana Virginia Vallejo, amante de Escobar, autora del libro de memorias «Amando a Pablo, odiando a Escobar», base de esta película.

A Javier Bardem se le ofreció en muchas ocasiones realizar el papel de Pablo Escobar, algo que siempre rechazó. En esta ocasión se convenció porque se trataba de interpretar un personaje con sus muchas contradicciones: «Pablo Escobar era un personaje del que se decía que era un padre amoroso, pero al mismo tiempo era una persona que producía mucho terror y crimen a otros tantos padres e hijos. Esa contradicción tremenda me pareció interesante para investigar en el personaje, más allá de la ética y de la moral de cada uno. El actor se limita a hacer su personaje. En este caso, esperé hasta encontrar una versión de Escobar con sus diversos colores, para entenderlo mejor y comprender nuestra responsabilidad. Porque Pablo Escobar, como Adolfo Hitler, no vino de un planeta extraño y aterrizó en la Tierra en una nave espacial, sino que era un niño de una pobre familia, fue criado por unos padres y algo sucedió que lo convirtió en ese monstruo».

Javier Bardem no solo se transformó en el hombre que «inventó el narcotráfico», sino que intentó aportar una visión personal con su interpretación: «Mi aportación es el intentar acercarme a la complejidad y contradicción de un tipo que fue real y que fue amado. Todavía es querido por muchas personas. De ahí que hayamos elegido el título “Loving Pablo”. Una de las razones importantes por la que quisimos hacer esta película es para explicar qué sucede cuando, a un nivel personal alguien se enamora de un tipo así; o cuando, a nivel más social, hay que gente que lo admira y emula. Acaban destruidos».

El filme ha recibido elogios, pero también criticas. "Variety" lo tacha de superficial, aunque salva el trabajo de Bardem y Penélope Cruz. Sin duda, una de las críticas más fuertes que ha recibido la película es que se haya rodado en inglés y no en español. Javier Bardem lo justificó así: «Superado un presupuesto, es difícil hacer una película, con vocación internacional, en un idioma que no sea el inglés. Eso es algo de lo cual somos todos responsables, porque, en cierto modo, es una ley de mercado muy restrictiva, pero que tiene que ver con el hecho de cómo se consumen las películas en todos los países, especialmente en aquellos donde se doblan. Lo ideal es rodar cada película en su idioma original, pero el gran objetivo de una película es hacerla grande. La historia de este señor, que cambió el mundo con el narcotráfico, no tenía una película. Nosotros humildemente hemos traído nuestra versión. Y para eso necesitaba un apoyo lingüístico y se decidió hacerla así, en inglés con acento colombiano».

El hecho de que se haya rodado con personal autóctono y en Colombia es destacado por Bardem y el director León de Aranoa como un valor importante de la película: «Queríamos escuchar la narración de algunos soldados que estuvieron implicados en la búsqueda de Pablo Escobar. Hemos trabajado en los lugares donde sucedieron las historias, y esto fue muy interesante y emocionante para nosotros. Algo impagable».

Bardem aparece en la película como Pablo Escobar desfigurado, con barriga y violento. Con sus hijos se muestra como un padre atento. La caracterización del personaje Escobar es algo que se aprecia en el filme y que Javier Bardem consigue con maestría, demostrando ser un gran actor: «Uno tiene que adaptarse al perfil del personaje. En el caso de este señor , el aspecto físico es importante para mostrar el peso que tenía ante todos aquellos que le rodeaban. Pero más allá de aproximarse a él, lo cual es importante, es hacer ver de dónde venía su energía, que era el motivo por el que siempre quise interpretarlo. Creo que el tipo tenia un ritmo interno y externo débil, con un carácter lento, incluso pasivo. Sin embargo, a sus espaldas se cometían atrocidades. Esa contradicción de energías me interesaba mucho y para eso el físico en la película es importante, porque cuenta al personaje».

Inevitable era la pregunta a Penélope Cruz, mujer de Javier Bardem, sobre cómo vivió la relación ante un personaje como Pablo Escobar: «Me asustaba mucho, porque no estaba acostumbrada a ver unos bigotes así. Mirando al personaje Escobar, me llegó a producir náuseas, especialmente en la escena en su cárcel, cuando mi personaje (la periodista Virgina Vallejo), viendo arruinada completamente toda su vida, le pide algo de ayuda y él la rechaza. Después de aquella escena había momentos que no podía ver a Javier como Escobar y me preguntaba cuántos días quedaban para acabar la película».

Javier Bardem y Penélope Cruz dejan muy claro que en ningún momento intentaron dar glamour o atractivo al personaje Escobar. Es un reto que superan. El actor comentó que imaginaba a Escobar como el hipopótamo, el animal favorito del narcotraficante: «Tranquilo, gracioso, pero el animal más peligroso de África». Y al final, acabó con esta reflexión: «Escobar ha inventado el narcotráfico, que crea daños gravísimos cada día. Este hombre procedía de una familia muy humilde y se convierte en una persona potente. Yo quería comprenderlo, pero hemos estado muy lejos de él».