Elena Anaya, la piel que habita en la villana de Wonder Woman

La actriz es la única presencia española en el taquillazo de D.C. Comics. «Vivimos en un mundo junto a seres atroces, que a veces somos nosotros mismos, y tenemos que luchar por establecer de nuevo la paz», asegura la intérprete de la villana Doctor Veneno

Elena Anaya posa en Madrid con el cartel de «Wonder Woman»
Elena Anaya posa en Madrid con el cartel de «Wonder Woman» - Belén Díaz
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cuando la directora Patty Jenkins imaginó a la que sería su villana en «Wonder Woman» pensó en Pedro Almodóvar. En la filmografía del manchego, de la que es fan. Y ahí estaba Elena Anaya en «La piel que habito» (2011) con el rostro cubierto por una máscara muy similar a la que desde el viernes luce en los cines como Doctora Veneno, una de las encarnaciones del mal a las que Gal Gadot hace frente. El desafío, pese a ser conocido, no fue menor para la española –«Hacer que la cámara escuche lo que piensas a través de tu mirada es un reto»– y el resultado, pese a haber sido ya testado, no ha podido ser mejor. Elena Anaya (Palencia, 1975) es hoy una más en el Universo D.C., y sin ella, sin los malos como Dr. Veneno, los dioses, héroes y mitos de los cómics no podrían brillar en la pantalla.

¿Qué hay de su personaje en «La piel que habito» en esta Doctor veneno?

Patty Jenkins, la directora de «Wonder Woman», es fan de Pedro Almodóvar y le impactó muchísimo «La piel que habito». Le impresionó lo que podía transmitir una cara cubierta donde lo único que se ve son los ojos. Me dijo que no me iba a tapar tanto, solo un trocito, pero me pidió que transmitiera exactamente lo mismo que con Pedro, que contara tantas cosas solo con la mirada.

Menudo halago...

Sí, es lo más. Pero también es una responsabilidad enorme porque hacer que la cámara escuche lo que piensas solo con los ojos es complicado. Es cuestión de entrar en esa locura de personajes...

¿Es más fácil entrevistar a un villano, a una encarnación del mal, o a una persona buena, a un personaje «positivo»?

No sé qué es más fácil. Lo que te puedo decir es que hoy en día hacer un personaje con este nivel de sadismo, de falta de empatía… Un personaje así, que disfruta haciendo el mal a los demás, es muy impactante. Hoy tenemos unas sociedad muy destruida, invadida por el egoísmo, la codicia, la guerra, la falta de compasión, el deseo de perpetrar el mal, de destruirnos unos a otros, de aislarnos... Estamos más conectados que nunca pero a la vez estamos más solos. Se puede contar con los dedos de una mano las personas que se dedican a hacer el bien.

¿Y a nivel interpretativo?

Como actriz, poder enfrentarme a Wonder Woman, que es un tipo de persona como estas que hablaba, que se dedica a hacer el bien, es muy fácil de disfrutar desde la interpretación.

Habla de un mundo individualista, marcado por el egoísmo. Pero, ¿no es esto contradictorio con la idea de fiar todo nuestro destino a un héroe, a un dios?

Creo que la reflexión que lanzas, y que la película la tiene, es muy importante: con o sin poderes, todos tenemos claro que hay que hacer algo por cambiar las cosas, por mejorarlas. A veces los dioses existen y otras no, pero todos vivimos en un mundo en el que estamos junto a seres atroces, que a veces somos nosotros mismos, y tenemos que luchar por establecer de nuevo la paz.

¿Por qué es importante, si se lo parece, «Wonder Woman» en el cine actual? Parece que solo se habla de su vertiente femenina o feminista...

Es una película necesaria porque habla de valores que están en peligro de extinción. No me parece relevante que haya estado dirigida por una mujerElena Anaya, actriz española en Wonder Woman

Es necesaria porque se ha tardado 75 años en hacer esta película, y casualmente la ha dirigido una mujer. Esto no me parece algo relevante. Patty Jenkins ha hecho un trabajo impecable y ha demostrado que una mujer puede dirigir una superproducción millonaria que recaude mucho más de lo que ha costado. Pero me parece que, como cineasta que es Patty, o como intérpretes que somos Gal Gaddot o yo, y todo el equipo, tanto hombres como mujeres, todos hemos hecho una película necesaria porque habla de valores que están en peligro de extinción. E invita a una reflexión bonita: un personaje de una amazona, creada por muejeres, preparada para luchar, y que de repente ve la realidad de un mundo que le ha sido ajeno. Creo que si una persona así viese nuestro mundo hoy lloraría sin parar. Ahí Wonder Woman da una lección a adolescentes, gente mayor, mediana edad... saldrán del cine sabiendo que el mundo así no va a ningún lado, que tenemos que salir de este egocentrismo que nos impide avanzar, cambiar las cosas.

¿Y por qué se remarca tanto la importancia de que haya sido una mujer la que ha dirigido la película?

Este personaje, cuando se inventó, ya fue una revolución, pero fue una revolución silenciosa, porque entonces no hacía falta poner etiquetas, ni poner el foco en todo: «película dirigida por una mujer», pues no, sirvió para marcar una diferencia y eliminar las desigualdad. Que una película de una superheroína haga tanta taquilla es un hecho histórico, y me parece que todo esto merece una reflexión. Patty es una cineasta, no una mujer cineasta.

¿Cómo es la vida dentro de un rodaje de una superproducción?

Mi contrato son cientos de hojas que si les un pedazo te echas a temblar y piensas hasta qué pasaría si me roban el bolso con mi guión dentro

Una producción tan grande impresiona. Simplemente las medidas de seguridad y de secretismo que tienen asusta. Yo no iba al rodaje de «Wonder Woman», se llamaba de otra manera que tampoco puedo decir su nombre por contrato. Mi contrato son cientos de hojas que si les un pedazo te echas a temblar y piensas hasta qué pasaría si me roban el bolso con mi guión dentro. Un ejemplo: te mandan un archivo de una secuencia encriptado, y si haces algo raro se te bloquea para siempre por si lo robas. Te pones nerviosa hasta al ver un archivo, pero luego entiedes ese mecanismo de seguridad, para que los villanos de verdad no roben la película.

Lejos de estas supreproducciones, usted está acostumbrada a trabajar en pequeñas películas. ¿Es más fácil crear mejores papeles femeninos en películas pequeñas y medianas que en superproducciones?

Ocurre constantemente. Jessica Chastain dijo en Cannes que reivindicaba el papel fundamental de las actrices y los personajes femeninos en el cine, que lleven el peso principial y no estén solo de apoyo a los personajes masculinos. O Cate Blanchet, cuando recibió el Oscar, que demostró que un personaje femenino protagonista de más de 40 años puede ser un éxito. Espero que el éxito de la Wonder Woman haga cambiar las mentes de aquellos que dan luz verde a los proyectos y haga que apuesten por un cine con personajes femeninos, que son tan interesantes como los masculinos.

Tom Holland comentó, en la presentación de «Spider-man» en Madrid, que lo mejor de rodar una película de franquicia era que te dejaba ocho meses al año para rodar «cine independiente». ¿Qué hay de alimenticio y qué de artístico en una película como «Wonder Woman»?

Para mí, el único universo que hay es en el que vivimos, pero me parece bien que cada uno se recree en lo que más le gustaElena Anaya

Hay una parte alimenticia, por supuesto, porque te permite hacer películas más independientes, más pequeñas, que es el cine que llevo haciendo toda la vida. Pero en este caso, he tenido la fortuna de trabajar con una directora sabe lo que es el cine de batalla, cómo es eso de rodar en 20 días con pocos medios, como hizo en «Monster». Una directora así entiende de lo que le hablas cuando tienes una duda, y es todo oídos y corazón cuando le porpones algo nuevo, diferente. Te escucha y te ayuda a hacer crecer el personaje todo lo posible. Pero siempre están las dos partes, y ojalá haya muchas películas así que me permitan poder seguir eligiendo mis proyectos

¿Cómo es formar parte de un universo donde sus fans te sacrifican si no sabes distinguir entre un héroe de Marvel o de D.C.?

Para mí, el único universo que hay es en el que vivimos, pero me parece bien que cada uno se alimente y se recree en lo que más le gusta. El universo de D.C. me parece maravilloso, y formar parte de él, un privilegio del que no soy todavía muy consciente.

¿Eras de superhéroes de pequeña?

No había leído muchos comics de pequeña. Fui al cine a ver «Supermán» y flipé, me pareció impresionante. Pero si hoy fuera una niña, me gustaría que en el cine hubiera películas de heroínas como «Wonder Woman».

comentarios