Es Noticia

Cultura modificará el sistema de ayudas al cine para que haya más mujeres en cargos de responsabilidad

El ICAA quiere ajustar el baremo de puntos con el que se deciden las subvenciones

Momento del rodaje de «Verano 1993»
Momento del rodaje de «Verano 1993»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El Instituto de Cinematografía (ICAA) lleva meses trabajando con el sector para modificar el baremo de evaluación con el que concede las subvenciones a nuevas películas, conocido como «sistema de puntos». Este modelo permite a cada proyecto acceder hasta un máximo de 1.400.000 euros hasta que se agote la dotación (30 millones el año pasado, una cantidad que se mantiene este 2018 con los Presupuestos Generales prorrogados). Según fuentes del organismo, este cambio busca potenciar el cine de animación, las coproducciones con Iberoamérica y, muy especialmente, la presencia femenina en los puestos de responsabilidad.

La actual Ley del Cine entró en vigor en enero de 2016, y por primera vez establecía un sistema de puntos con el que aplicar criterios objetivos –solvencia del beneficiario, ventas realizadas en el extranjero, gasto realizado en España, si es una coproducción internacional...– para conceder la subvención. El máximo son cien y el mínimo, cincuenta, pero como ocurre con las oposiciones, el corte real lo establece el último proyecto para el que alcanza el presupuesto. El año pasado ese corte se estableció en 83.

La orden de base publicada ayer por el ICAA, y que se espera que entre en vigor en marzo tras la firma del ministro Íñigo Méndez de Vigo una vez que se cierren los flecos con el sector, dotará de más puntos a películas con presencia femenina.Así, un filme con una mujer directora, guionista, jefa de fotografía, de música o productora ejecutiva sumaría un máximo siete puntos, en lugar de los cuatro actuales. Medida que ayer aplaudieron cineastas como Isabel Coixet o Gracia Querejeta.

Criterios más justos

Además, esta modificación pretende evitar «la picaresca» de algunos productores, que «intercambian» puntos en categorías como «solvencia del beneficiario». Así, por ejemplo, a una productora con éxitos en taquilla (que da ocho puntos), se le unía con un porcentaje ínfimo, en ocasiones del 0,1%, otra empresa «especializada» en ventas internacionales y otra en festivales para sumar el total de 24, el máximo entre los tres apartados de esta categoría.

Ayer se conoció también que el Gobierno aplazará a 2019 el pago de la mitad de las ayudas a la amortización de cine correspondiente a este año. Independientemente de si se aprueban los nuevos presupuestos o se prorrogan los de 2017, no está previsto que haya fondos suficientes para hacer frente a los 63 millones de euros que corresponde pagar este año por películas estrenadas en 2016.

Por ello, el ICAA ha acordado con Hacienda y con el sector hacerlo en dos ejercicios. Este año saldará las cuentas con las productoras que estrenaron película entre enero y septiembre de 2016, y el año que viene las del último trimestre, cuando hubo más estrenos.