Cuando James Cameron estuvo a punto de atizar a Weinstein con un Oscar

El productor alardeó de la buena relación que mantenía con los artistas durante una gala de los premios de la Academia, y Cameron explotó contra Weinstein, conocedor de su afán por entrometerse en las decisiones de los directores

James Cameron con su Oscar
James Cameron con su Oscar - REUTERS
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

James Cameron nunca ha sido un hombre de los que están mucho rato quietos. Inmerso en la producción de las secuelas de «Avatar», el prolífico director está ahora más activo, y hablador, que nunca.

Aprovechando el vigésimo aniversario de «Titanic», el cineasta no solo habló sobre la verdadera razón que propició el trágico final de la película, cuando Rose dejó morir a Jack, sino que dejó patente que no le importa nada o enfrentarse a «tiburones», ni con los más intimidanets de Hollywood.

En una entrevista a «Variety», el realizador confesó que estuvo a punto de pelearse con Harvey Weinstein, tan tristemente de actualidad por la escándalo sexual que protagonizó el productor, y golpearle con la estatuilla dorada.

Sucedió durante una pausa publicitaria en la gala de los Oscar de 1998, en la que «Titanic» levantó ocho galardones. «La música había empezado a sonar para que volviéramos a nuestros asientos. La gente a nuestro alrededor decía: "¡Aquí no! ¡Aquí no!"», cuenta Cameron.

El motivo del encontronazo entre ambos no tuvo nada que ver con las acusaciones por acoso y abuso sexual en las que está inmerso el fundador de Miramax, sino su mala relación con Guillermo del Toro, gran amigo de Cameron, fruto de la intromisión del productor de Hollywood en la película «Mimic». «Harvey apareció y empezó a hacerme la pelota y a hablarme de los buenos que eran ellos con los artistas, y tuve que leerle la cartilla y darle mi opinión sobre cómo se comportaban con los artistas dada la experiencia de mi amigo Guillermo. Y eso llevó al altercado», reconoció James Cameron.

comentarios