Noticias de Cine

«Capturar (las 1001 novias)»: ¿Un autorretrato?

Fernando Merino presenta la primera entrega de una triología

«Capturar (las 1001 novias)»: ¿Un autorretrato?

«Capturar (Las 1001 novias)» llego este viernes a los cines más atrevidos de España. Este alocado selfie cinematográfico, salpicado de humor negro, muestra la burla del propio director de la película, Fernando Merinero, a su peculiar biografía sentimental. Esta primera entrega de una triología es un falso documental, empapado de comedia, donde su protagonista reune ante la cámara su particular pasado y presente amoroso. «El cine es el arte de la manipulación, no solo narrativa, jugando con los espacios y los tiempos, sino también argumental, al ser capaz de hacer creer al espectador que la película trata de una cosa cuando en realidad trata de otra», reflexiona el director.

Para ello, Fernando cita en su casa a una serie de variopintas mujeres, algunas son exnovias, otras novias... unas verdaderas, otras falsas... con la excusa de seleccionar a aquella que mejor haga el papel de su novia para que le acompañe a Canarias, donde quiere rodar un documental sobre la azarosa vida de la actriz de su primera película. Se establece así una especie de casting-terapia grupal que desnudará y exprimirá psicológicamente a cada uno de sus personajes, pues además, y para colmo, ellas no saben que están siendo víctimas de una especie de experimento que tiene como objeto confundirlas a ellas, y por supuesto al público.

El filme ha competido en una docena de festivales internacionales: desde Moscú, a Los Ángeles, París, UK, India o Israel, ganando el Premio del Jurado al Mejor Documental en Dada Saheb Film Festival (Delhi, India), el Premio a la Mejor Película en el Drunken Film Festival (Bradford, UK) y el Premio a Mejor Película Documental en Marbella International Film Festival.

Toda la actualidad en portada

comentarios