Es Noticia
Festival de Cine de Málaga

JA Bayona: «Quiero volver a rodar en España y en español»

El director recibió un reconocimiento a su carrera con solo 42 años y cuatro películas

El director barcelonés regresa al certamen malagueño
El director barcelonés regresa al certamen malagueño - EP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Otorgar un premio a la trayectoria con apenas 42 años parece, a priori, precipitado. Sin embargo, cuatro películas en los últimos diez años le han servido de sobra a Juan Antonio Bayona para cosechar méritos suficientes como para recibir el premio Retrospectiva en la vigésimo primera edición del Festival de Cine de Málaga. «Queremos reconocer lo mucho que se ha hecho y lo que queda por hacer», matizaba el director del certamen, Juan Antonio Vigar. Su ópera prima («El orfanato», producida por Guillermo del Toro) hizo que la industria le reconociera en las altas esferas del cine español hace diez años, mientras que «Lo imposible» (2012) le dieron un nombre a nivel mundial y «Un monstruo viene a verme» (2016) le permitió entrar en Hollywood.

Tras haber dejado claro cuáles son sus intereses con estas tres películas, llegó el turno de experimentar en Hollywood. Ahora es el turno de «Jurassic World 2: El reino caído», producida por Steven Spielberg. El 7 de junio de 2018 es un día señalado en el calendario de Bayona, y de los seguidores de la saga. «Tengo muchas ganas de que el público vea por fin la película. Para eso se ha hecho», confesó. «Y podría estar terminada el próximo viernes tras casi dos años de trabajo», añadía. Poco quiere revelar de la segunda entrega de «Jurassic World»: «Será un reflejo del momento en el que vivimos, al igual que el resto de la saga». Incorporarse a la saga jurásica no solo le ha permitido ser partícipe de uno de los «blockbusters» de la temporada «en el que intentará dejar su marca», también le ha dado la oportunidad de trabajar con unos de sus «héroes». «Tenía miedo de sentirme decepcionado. Imagínate que me cae mal, con todas las películas que tengo de él en casa», bromeaba.

Lo que también nos quedó claro es que en «Jurassic World 2» veremos la firma de Bayona: «Si me pongo a escribir una nota al vecino para que me pasee al perro va a ser con la misma letra que utilice para un poema. Hay una parte de ti que sale natural, inconscientemente pones el acento en algo». Sin embargo, para el director barcelonés se trata de una saga que te obliga a recordar escenas muy concretas aunque haya pasado mucho tiempo y eso es lo que él quiere conseguir: «Voy a ver si soy capaz de conseguir uno de esos momentos memorables que de aquí a dentro de mucho tiempo, cuando alguien vaya a hacer la décima película de “Parque Jurásico”, piense a ver si hago una secuencia como hizo Bayona».

«¿Y después qué?», le preguntaban. «Aún no he estrenado y ya queréis saber qué va después... Unas vacaciones», decía ante la mirada atónita de sus padres: «A casa no viene nunca a comer». Aunque el director barcelonés tiene la mirada puesta en su última película y en esos días que dice va a coger, tiene «un montón de proyectos sobre la mesa». «Algunos para trabajar fuera, otros dentro; pero me hace ilusión rodar en España y en mi lengua», concluyó.

Diez años de experiencia

Hace apenas unos días, pasaba por el Festival de Málaga su amigo Guillermo del Toro, responsable de que su primera película saliera adelante. «Bayona iba a hacer cine sí o sí, con o sin ayuda. Lo sueltas en un paraje desértico, vuelves dos semanas después y tiene un estudio montado y un chiringuito para tomar cocacolas», aseguraba entre risas. Se conocieron en el Festival de Sitges hace unos cuantos años, pero la última que se vieron fue en «el cuarto de edición en Londres». «Tuvimos una cena personal muy íntima, enriquecedora, hablando de dónde está él con su manera de hacer cine. Es una máquina», halagaba.

Mucho ha cambiado Bayona desde que se conocieron en el Festival de Sitges, antes de Del Toro le produjera su ópera prima. «Ahora la presión es mayor. Cuanto más creces, más responsabilidad. Todo el mundo espera tanto de ti», aseguró. Por eso, el director aprovecha aquellas partes del proyecto que están «menos expuestas al público», como la creación del guion: «Es el único momento en el que puedes pensar dos veces lo que estás haciendo porque durante el rodaje y la promoción no te queda tiempo para dudar». De estos diez años ha aprendido que una lección muy valiosa: «Lo primero que tienes que aprender es a lidiar con lo que haces y defenderlo. Al final, van a identificar lo que haces con quién eres porque, aún sin querer, tu obra se impregna de ti. Incluso si formas parte de una franquicia como Parque Jurásico».