Es Noticia

«La batalla desconocida»: Cuando EE.UU. amenazó con invadir España por el Wolframio que vendía a los nazis

El documental de la gallega Paula Cons se adentra en uno de los hechos más desconocidos de la Segunda Guerra Mundial

Fotograma del documental «La batalla desconocida»
Fotograma del documental «La batalla desconocida»
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Corría el mes de enero de 1944, los Aliados, dispuestos a poner fin a la ocupación nazi de Europa, buscan la manera de debilitar a las tropas de Hitler, que desde el inicio de la contienda endurecen sus armas con un mineral extraído directamente de las cuencas del norte de España, el wolframio.

Exactamente seis meses antes de poner en marcha lo que el mundo conoce ahora como «el día D», el desembarco en Normandía el 6 de junio de 1944, los líderes aliados mandan un ultimátum a Francisco Franco: o deja de vender wolframio a los nazis o a partir de entonces sería considerado un enemigo de guerra más.

Es esta disputa, tan desconocida en la historia de España, la que ha llevado a la gran pantalla en forma de documental la cineasta gallega Paula Cons en su obra «La batalla desconocida», proyectada este miércoles en la sección Doc. España de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) y de la que habla en una entrevista a Efe.

«Si llega a ser por el presidente estadounidense Franklin D. Roosvelt, las tropas aliadas habrían invadido España», manifiesta tajante la directora del documental, quien explica que fue gracias a la postura más «moderada» del primer ministro británico, Wiston Churchill, lo que impidió que el régimen de Franco fuese considerado un enemigo más en la Segunda Guerra Mundial y que la disputa finalizara con el cierre de las exportaciones del mineral.

Un mineral útil para Hitler

Antes del interés militar nazi por el wolframio, este mineral escaso en la corteza terrestre y con el punto de fusión más elevado de todos los metales, los habitantes de las zonas rurales de Galicia lo utilizaban para «levantar muretes entre las huertas, no valía nada para ellos».

Pero fueron sus propiedades de endurecimiento de los materiales bélicos las que llamaron la atención a los nazis quienes, obligados a buscar otras explotaciones debido al cierre de los mercados chinos, destaparon en las cuencas mineras del norte peninsular una verdadera «fiebre del wolframio».

El dinero llegaba rápido, entre las historias que aún perviven en estas zonas aisladas gallegas y recogidas en el documental está la de «aquel señorino que se prendía los cigarros con billetes de mil pesetas» o «las colas que montaban los lugareños para acceder a los hórreos llenos de prostitutas».

Por su parte, la directora asegura que históricamente se ha aceptado que España mantuvo una «neutralidad» en la contienda, cuando es más «apropiado» hablar de «no beligerancia», aunque ese término puede quedar hasta «desfasado», pues sucesos como esta venta activa de materias primas para la guerra a los nazis evidencia que la implicación de España fue «mayor de la que hasta ahora sabíamos». O de la que la cineasta conocía...

Pero el dinero que «llegó rápido... rápido se fue» y con esta «Batalla desconocida», Cons ha tratado de mostrar que «no todo sucedió tal y como nos han contado».