Es Noticia

35 años del Oscar a «Volver a empezar»: El sueño de José Luis Garci que se hizo realidad

El 11 de abril de 1983, un español recibió por fin un Oscar a la mejor película de habla no inglesa

La acriz Encarna Paso, el director José Luis Garci y el actor Antoni Ferrandis posan el 11 de abril de 1983 con el Oscar por su película «Volver a empezar»
La acriz Encarna Paso, el director José Luis Garci y el actor Antoni Ferrandis posan el 11 de abril de 1983 con el Oscar por su película «Volver a empezar» - Archivo ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En España no había contado con el favor de la crítica y tampoco había funcionado demasiado bien en taquilla, pero el 11 de abril de 1983 «Volver a empezar», de José Luis Garci, se convirtió en la primera película española en alzarse con el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. (Buñuel lo ganó en 1973 con «El discreto encanto de la burguesía», pero representaba a Francia y estaba rodada en francés).

[Trece años sin nominaciones al Oscar a mejor película extranjera: ¿Qué debería hacer el cine español?]

Mañana se cumplen 35 años de esa fecha en la que un joven Garci vestido con esmoquin blanco subió al escenario del Dorothy Chandler Pavillion de Los Ángeles, sereno y confiado, a recoger la estatuilla de manos de la actriz Luise Reiner: «Toda mi vida he soñado con este momento, a veces los sueños se hacen realidad», dijo en inglés el director, que volvió a ser nominado en otras tres ocasiones, por «Sesión continua», «Asignatura aprobada» y «El abuelo».

El resto del breve discurso lo dio en español. Dedicó su premio a su socio y amigo José Esteban Alenda, a Enrique Herreros, encargado de la intensa promoción en Hollywood, al ejecutivo Milton Goldstein y al crítico Alfonso Sánchez.

Protagonizada por Antonio Ferrandis «Volver a empezar» contaba la historia de un escritor, Antonio Miguel Albajara, premio Nobel de Literatura, que regresa a su ciudad natal, Gijón, después de cuarenta años en Estados Unidos como profesor de Literatura. Estrenada tan solo dos años después del golpe de Estado de 1981, la película se identificó con la imagen de una España que apenas había dejado atrás cuatro décadas de dictadura y que se volcaba en consolidar la democracia.

El propio Garci la dedicó a «una generación interrumpida», la de «aquellos que fueron jóvenes en los años treinta y que aún están aquí, llenos de amor de esperanza, de coraje, de ternura y de fe en la vida, que son los valores absolutamente necesarios, en este momento, para volver a empezar».

Una elección casual

En una entrevista al canal TCM con ocasión del 30 aniversario, Garci contó que en España la película no era la favorita para ser seleccionada para competir por el Oscar, pero se benefició de un golpe de suerte. Según dijo, la elección estaba entre «La Colmena», de Mario Camus, a su juicio la mejor, y «Demonios en el jardín», de Manuel Gutiérrez Aragón. Pero como la votación era múltiple, los partidarios de «La Colmena», para no votar a «Demonios en el jardín», votaron «Volver a empezar» y al revés, y salieron «de rebote».

Antes que Garci, otros españoles estuvieron nominados al Oscar, aunque ninguno lo había conseguido. El primero, Juan Antonio Bardem, por «La venganza» (1958), pero también Luis García Berlanga, Francisco Rovira-Beleta, Luis Buñuel o Jaime de Armiñán.

Aquel 11 de abril, Garci se impuso a la película nicaragüense «Alsino y el cóndor», dirigida por el chileno Miguel Littin, a la francesa «Coup de torchon», de Bertrand Tavernier, a la sueca «Ingenjör Andrées luftfärd», de Jan Troell y la rusa «Private life» de Yuli Raizman.