Guardianes de la Galaxia Vol. 2 (***): Los marvelgamberros

Que la vigilancia de la galaxia esté en manos de semejantes cachondos no resulta especialmente preocupante, aunque la película se guarde de caer en la caricatura

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Estamos tan bombardeados por películas del universo Marvel y demás marcas de cómics que ya hasta los más reticentes sabemos distinguir variantes más allá de la tónica dominante (y lo que nos queda), la «peli de superhéroes»: «Logan» molaba por su tono grave, «Deadpool» por lo contrario, etc. Y «Guardianes de la Galaxia» en su primera entrega era quizá de entre todas ellas la más divertida e irrespetuosa, una bendición ante tanto Batman neurótico, tanto ultrahéroe sin sentido del humor, al contar la improbable formación de una pandilla basura de primer orden.

Este «volumen 2» anuncia desde su brillante secuencia inicial su intención de seguir por el mismo camino: la pandilla se enfrenta a un monstruo cósmico que no hubiera imaginado Lovecraft, mientras que uno de ellos aprovecha para… echarse un bailecito. Hay unos cuantos chistes más a la altura y, en general, la idea de que la vigilancia de la galaxia esté en manos de semejantes cachondos no resulta especialmente preocupante, aunque la película se guarde de caer en la caricatura, en donde todo vale y nada tiene valor.

Un par de secuencias de combate, obligadas pero cansinas por esa necesidad de sobredosis de épica y pirotecnia que exige el género, hacen que la narración baje la guardia en lo que tiene de más prometedor: la relación entre Chris Pratt y la estupenda Zoe Saldana, o entre esta y una hermana biónica que no le conocíamos. Groot, por su parte, evoluciona poco (es lo que tiene ser un esqueje) y el mazas de Drax se lleva el gato al agua.

Hay incluso una escena final emotiva de primer orden, que tira de Cat Stevens para redimirse de otros usos más frívolos de la «spoti»cinta del protagonista. La pena es que en realidad no se avanza demasiado sobre lo ya planteado en el volumen 1 y no se logre escapar del síndrome de la secuela que no sacia…

[Compra aquí tu entrada para ver la película]

comentarios