Críticas de Cine

Stefan Zweig: Adiós a Europa: El último refugio (★★★☆☆)

El escritor comprueba que la distancia no basta para apagar el fragor de la barbarie de la que ha escapado: le sigue doliendo Europa

Mis padres tenían unos cuantos libros del «paisano» Stefan Zweig, libros de cuentos y biografías históricas, aunque no la novelita por la que le conocen los cinéfilos, «Carta de una desconocida».

Luego comprobé que el escritor austriaco no estaba muy de moda, aunque ahora parece haber renacido gracias sobre todo a su estupenda autobiografía, una inmejorable recreación personal de una idea de Europa, como república de las artes y las letras, que sucumbió con los dictadores del siglo XX . Ese saber previo sobre Zweig es algo que el espectador debe traerse puesto, porque la directora lo da por sabido y se limita a presentar, en media docena de bloques, otros tantos episodios del exilio americano de Zweig.

Agasajado por sus diversos anfitriones (propiciando escenas similares a las de la reciente «Un ciudadano ilustre») y agobiado por peticiones de auxilio de otros judíos para escapar al exterminio, el escritor comprueba que la distancia no basta para apagar el fragor de la barbarie de la que ha escapado: le sigue doliendo Europa.

Nunca le vemos relajado o feliz, ni dispuesto a convertirse en profeta de un antinazismo que evidentemente profesa. La película es fragmentaria, apenas una sucesión de sketches que definen la condición de exiliado de manera casi impresionista; y hay episodios (como el neoyorquino) mejores que otros. Su mejor virtud es escapar de los tópicos del biopic y, quizá, remitir a la lectura de la mencionada autobiografía del protagonista.

[Compra aquí tu entrada para ver la película]

Toda la actualidad en portada

comentarios