Última Hora Tiroteo en la estación de tren de Nimes, de donde hoy salía la Vuelta

Crítica

Maravillosa familia de Tokio (***): Licuar en comedia la familia de Ozu

La cinta de Yôji Yamada ofrece un combinado perfecto entre lo trivial y lo profundo

Cartel de «Maravillosa familia de Tokio»
Cartel de «Maravillosa familia de Tokio» - ABC

El veterano director Yôji Yamada sorprendió hace cuatro años con el acto suicida de «rehacer» la gran obra maestra del cine japonés, «Cuentos de Tokio», del inimitable Yasujiro Ozu. La tituló «Una familia de Tokio» y en ella recogía un altísimo porcentaje de la gloria y la esencia del original.

Ahora, con los mismos actores de entonces y en casi similares personajes narra una historia completamente diferente en atmósfera, propósito y tono, pues se lleva hasta el terreno de la comedia un argumento empapado de líquidos nostálgicos y de materiales para el drama. Tras cincuenta años de matrimonio, una mujer le pide a su marido un regalo «barato», «fácil»…, el divorcio, para sorpresa de esas cabezas de tradición milenaria y sus tres hijos ya adultos y enfrascados en sus cosas.

Con enorme maestría y con voluntad de no alejarse en exceso del espíritu de Ozu, Yamada borda los caracteres de esa familia, de cada uno de sus miembros (qué gran retrato del viejo cascarrabias), hijos, cónyuges y nietos, y ofrece un combinado perfecto entre lo trivial y lo profundo, con un sentido del humor que no sólo resulta hilarante sino que apunta y acierta en dar esa sensación de derrumbe de todo aquello que se creía sólido.

[Compra aquí tu entrada para ver la película]

Toda la actualidad en portada

comentarios