Acceso al camposanto de La Almundena por la Avenida de Daroca
Acceso al camposanto de La Almundena por la Avenida de Daroca - MAYA BALANYÁ

Música celestial para los difuntos

El cementerio de La Almudena acoge cuatro recitales para acompañar a los visitantes en el día de Todos los Santos

MADRIDActualizado:

En el siglo XIX, el gran compositor alemán Robert Schumann dejó una frase para la posteridad. «La música es el lenguaje que me permite comunicarme con el más allá», sentenció, con la certeza de quien cree disfrutar de las infinitas posibilidades que esconde cualquier bella melodía. Ahora, más de siglo y medio después, el cementerio de La Almudena recoge el testigo a través del primer «Concierto del Silencio», en un sentido homenaje a los difuntos que allí descansan y, en el día de Todos los Santos, como acompañamiento a sus numerosos visitantes.

Dentro de las nuevas líneas de actuación -gestión, patrimonio e inversión, y modernización-, la Empresa Municipal de Servicios Funerarios estrena esta iniciativa cultural con cuatro pieza de música religiosa, interpretadas frente a la capilla del camposanto -junto a los arcos de entrada-, en el número 90 de la Avenida de Daroca. «“El Concierto de Silencio” es un homenaje a todas las personas que aquí descansan; un día en el que la música acompañará a todos los que acudan a visitar las sepulturas o simplemente quieran disfrutar de una música y un entorno único», señaló ayer el gerente, Fernando Sánchez, en un comunicado enviado por el Ayuntamiento.

Al salir de misa

A las 11:15 horas, al finalizar la misa de la capilla, Emilio Moreno y La Real Cámara ofrecerán a los asistentes «El Concierto Espiritual: Música de Cámara Íntima»; a las 13:00 horas, y también al término de la correspondiente liturgia, el turno será para el violonchelista Josetxu Obregón; una hora después, el grupo La Tempestad recitará las «Sonatas Bíblicas», del maestro germano Johannes Kuhnau; y a las 16:30 horas, Ana Fernández Vega y el cuarteto vocal Consort Quattro cerrarán el círculo con «Polifonía espiritual del Renacimiento Español».

La acción se enmarca dentro de un plan de la empresa municipal que contempla, entre otras actividades, el desarrollo de visitas temáticas guiadas; conservación e impulso del archivo para su catalogación, conservación y utilización pública; exposición de planos, maquetas y documentos gráficos de los Cementerios; así como de la colección de carruajes mortuorios. Y todo, claro, con la música de aperitivo.