«La visión de Tondal», atribuido a la escuela de El Bosco
«La visión de Tondal», atribuido a la escuela de El Bosco - LÁZARO GALDIANO

El Museo Lázaro Galdiano redescubre sus tablas flamencas

La institución saca a la luz su colección de pintura de los siglos XV y XVI en una exposición inédita

MADRIDActualizado:

José Lázaro Galdiano y su esposa Paula Florido fueron dos de los mayores coleccionistas privados de España. Su afán por acaparar arte exclusivo siempre estuvo acompañado de su preocupación por difundir su conocimiento. Su infatigable filantropía se extendió más allá de su propia vida y, ejemplo de ello, son el Museo y la fundación que hoy llevan su nombre y que Madrid tiene la suerte de disfrutar. Entre su vasta colección de obras y joyas artísticas de todo tipo, José y su esposa tenían el récord de tablas pintadas por «primitivos flamencos». Un conjunto de sesenta y tres piezas, datadas entre el siglo XV y XVI, que protagonizan la exposición «Una colección redescubierta. Tablas flamencas del Museo Lázaro Galdiano» y que se abre al público este viernes.

«Las injurias a Cristo», de un seguidor de El Bosco
«Las injurias a Cristo», de un seguidor de El Bosco - LÁZARO GALDIANO

La cantidad no es el único atractivo. Lázaro Galdiano fue el primer coleccionista privado que tuvo obras de El Bosco. En concreto, atribuyó a este pintor tres piezas de su colección: «Las meditaciones de San Juan Bautista» –cuya autoría está confirmada–; «La visión de Tondal», relacionada recientemente con su taller; y «Las injurias a Cristo», de un seguidor del pintor, del que se conservan otros dos ejemplares, en el Escorial y el Museo de Bellas Artes de Valencia.

La trascendencia de esa tríada pictórica ha llevado a la conservadora jefe del museo, Amparo López, y al profesor Didier Martens –comisarios de la exposición– a dedicarle un espacio en exclusiva en la primera planta. La sala 17 de la segunda planta acoge el arte producido en la ciudad de Amberes, y la sala 24, en la tercera planta, el de Brujas y Bruselas.

Tres años de investigación

La muestra es el fruto de tres años de investigación en colaboración con la Universidad libre de Bruselas, a la que pertenece Martens. La restauración de una decena de pinturas y un profundo estudio historiográfico y técnico han permitido que esta exposición exhiba por primera vez al público –tras la última reforma del Museo Lázaro Galdiano en 2004– casi dos tercios de las obras que la conforman.

El recorrido explica al visitante las nuevas atribuciones artísticas descubiertas en su último estudio. También los dibujos subyacente de todas las obras y la identificación botánica de las plantas que aparecen en ellas, que han sido recogidas en el catálogo de la muestra. El periodo comprendido en el estudio va desde Jan van Eyck (1390-1441) hasta Pieter Bruegel el Viejo (1525-1569). Un abanico de artistas reunidos bajo la expresión «primitivos flamencos» acuñada por el historiador del arte Max Jakob Friedländer.

«Meditaciones de San Juan Bautista», de El Bosco
«Meditaciones de San Juan Bautista», de El Bosco-LÁZARO GALDIANO

Dividida en cuatro partes, siguiendo las escuelas o centros de producción artística de Bolduque –ciudad natal de El Bosco–, Bruselas, Brujas y Amberes, se podrán ver piezas de gran valor como las «Meditaciones de San Juan Bautista», de El Bosco; «El Descendimiento», de Quentin Metsys, atribuido con anterioridad al Maestro de la Santa Sangre; «La Virgen con el Niño», de Gerard David; la «Adoración de los Magos», de «Jan van Dornicke», que se exhibe junto a la tabla de Pieter Coecke «La Sagrada Familia», cedida temporalmente por el M-Museum Leuven; o el «Paisaje con los peregrinos de Emaús», de Lucas Gassel, una tabla que destaca por la minuciosidad en la ejecución del paisaje. Hasta el 28 de enero.