Música

Symphonos 18, el mayor espacio cultural de la capital

El festival aterriza en el barrio de Conde Duque del 13 al 21 de abril con una programación de lo más variada

Actualizado:

La Asociación Entorno Conde Duque organiza por cuarto año consecutivo Symphonos; el único Festival en el que varias entidades culturales de un mismo barrio se coordinan para ofrecer una programación cultural alrededor de un tema concreto. «El objetivo de este festival es impulsar un diálogo colaborativo entre las principales entidades culturales del barrio que amplíe las oportunidades de disfrutar de la cultura para los vecinos y para el público en general», explican desde Entorno Conde Duque.

Esta edición de Symphonos gira en torno a «De ida y vuelta»; un término que alude a los continuos procesos de intercambio musical a ambas orillas del Atlántico desde la llegada de los españoles a tierras americanas hasta hoy. O lo que es lo mismo, las relaciones entre Europa y Latinoamérica en el campo de las influencias mutuas y el mestizaje cultural.

Del 13 al 21 de abril asistiremos a un amplio programa de actividades –la mayoría de ellas gratuitas– que abordarán estas transformaciones desde ópticas muy diferentes a través de diversas disciplinas artísticas. Desde danza y música a literatura, artes plásticas, talleres, cine y una verbena cultural en la plaza de los Jardines del Arquitecto Ribera.

Música con historia

Desde el siglo XVI, la música religiosa procedente de España se cultivaba en las grandes catedrales de los virreinatos americanos. Fuera de los límites eclesiásticos, la representación teatral también contribuyóal desarrollo de la música, como en el caso de la tonadilla escénica. En el siglo XVIII se empezaron a construir los primeros teatros en México o en Cuba, siendo frecuentes los viajes de compañías de oópera. Es a partir de ese momento cuando los músicos vuelven impregnados de ritmos locales. América y los americanos comienzan a formar parte de lo hispano y llegan a la península cantos y danzas llegados de otros lados del Atlántico. Por ejemplo, la contradanza, que se bailaba por entonces en los salones europeos, arraiga en el Caribe y sobretodo en Cuba, y vuelve en el siglo XIX convertida en habanera.

Estos intercambios, que siguen produciéndose en literatura, artes plásticas, música y danza, tanto clásica como urbana, y en la cultura en general, están presentes en cada una de las propuestas que completan la programación de Symphonos 18.

El sábado 14 (19h.) en el Centro Cultural Conde Duque, José María Duque hará un recorrido por algunas de las mejores composiciones del repertorio de música española e iberoamericana para piano: desde el tango argentino sublimado de A. Piazzolla, pasando por las románticas y sugerentes piezas de J. Aguirre, el piano melancólico, brillante y grandioso de H. Villa-Lobos y el misticismo de F. Mompou, hasta la espectacular entrada en la modernidad armónica del siglo XX de la música española, de la mano de I. Albéniz con su postrera obra: la grandiosa Suite Iberia, inspiración y disfrute eterno de compositores, pianistas y público.

El domingo (12h.), en la Escuela Superior de Canto, se representará «Don Gil de Alcalá», obra que se desarrolla en Veracruz (Nueva España) a finales del siglo XVIII, en la que el amor entre Niña Estrella y Don Gil de Alcaládeberá superar muchos obstáculos para burlar las diferencias de posición social. El lunes (18h.), los alumnos de piano del CPM Amaniel interpretarán obras de I. Albéniz, E. Granados, J. Turina, M. de Falla, A. Ginastera y A. Gómez en la Biblioteca Musical Víctor Espinós.

El martes (20h.) los cines Renoir Princesa se convertirán en un singular espacio para un concierto de piano en el que el público podrádisfrutar de algunas piezas de la Suite Iberia de I. Albéniz de una forma muy especial: interpretadas en su versión clásica, como fueron concebidas originalmente por el gran maestro, de la mano de los alumnos del CPM Amaniel, y reinterpretadas con arreglos e improvisaciones sobre las mismas piezas por los alumnos de la Escuela de Música Creativa en clave de jazz, flamenco y latin.

El miércoles (20h.), el Museo Cerralbo acoge a Malevaje, a un un grupo español de tangos que surge en Madrid en 1984, en plena Movida, y que deesde entonces, con muchos discos a sus espaldas, defiende una manera propia de interpretarlo sin olvidar nunca el respeto absoluto a las raíces del género. En el mismo lugar, al día siguiente (jueves, 19h.), el Cuarteto Euterpe tocará, entre otras piezas, el Cuarteto de Cuerda Nº 1 del brasileño decimonónico H. Villa-Lobos.

Cerrando el apartado musical, Maureen Choi Quartet presentará los sonidos de la música latinoamericana y española, con guiños al jazz e incluso a la música clásica, el viernes (20h.) en el Centro Cultural Conde Duque.

Otras actividades

Además habrá conferencias sobre flamenco (viernes 13, 19h en el Centro Cultural Conde Duque) y canción habanera (viernes 20, 19h. en la Biblioteca Musical Víctor Espinós), exposiciones en Twin Gallery, Museo ABC y MovART, y talleres de lectura (sábado 14, 12h. en el Museo Cerralbo), infantiles (domingo 15, 11:30h. Museo ABC) y danza (lunes 16, 19h. en Danza Creativa).

Como colofón, la Verbena Cultural se celebrará el sábado 28 de 11 a 20h. en la Plaza de los Jardines del Arquitecto Ribera, con la participación de la Creativa Junior Big Band, el Quinteto de Metales Brass Art, talleres infantiles, la obra «Susurrantes de ida y vuelta» y un recital de canto.