Música

The Excitements: «Si no eres sincero, se te ve el plumero desde el minuto uno»

Tras su gira canadiense, el combo de soul-funk llega a El Sol dentro del ciclo Espíritu de Rock'n'Roll

Actualizado:

Seis años en antena, seis fiestas para celebrarlo. Con motivo de su sexta temporada, el programa de radio Espíritu de Rock N Roll presenta seis conciertos en la madrileña sala El Sol. Por allí ya han pasado Mike Sanchez & His Band con Dani Nel·lo y de The Del Prince como invitados especiales, Evil Evil Girrrls and The Malvados y John Nemeth and The Blue Dreamers. El 7 de noviembre llegará Daddy Long Legs y su sucio rock and roll deudor de la filosofía Norton Records, y el 16 de diciembre, el mítico Dogo respaldado por músicos de Kurt Baker Combo y Señor No junto a los voraces Aullido Atómico. Pero antes, el próximo 20 de octubre será el turno del country con Henry Lee Schmidt y del infalible soul de The Excitements, que llega después de haber girado por Canadá.

¿Cómo fueron los primeros tiempos del del grupo?

Ya llevamos unos 8 años en activo, empezamos picando piedra como cualquier hijo de vecino, pero supongo que nos lo tomamos más en serio que la media, y algún que otro golpe de suerte (como despertar interés durante 2 o 3 años en Francia y otras partes de Europa) han hecho que no tirásemos la toalla cuando nos comíamos, literalmente, la mierda a paladas.

¿Cuáles son sus fuentes de inspiración sonora?

Siempre cae esta pregunta y nunca sé que contestar. Las influencias de artistas enormes del mundo del R&B y el Soul son eso, obvias, pero filosóficamente hablando tomamos prestado de cualquier tipo de música o escena que tire adelante sin ningún tipo de compromisos con nada ni nadie. Por eso siempre acabamos diciendo que tenemos mucho más en común con el punk que con muchos artista de neo-soul actuales.

¿La banda sigue un concepto estilístico?

Partimos del R&B de mediados de los 50s y de ahí tiramos para adelante. Es obvio que no hacemos nada nuevo, ni nunca hemos pretendido hacerlo, pero si que intentamos hacerlo de manera sincera y que nos satisfaga a nosotros. Si no trabajas ese aspecto, en cualquier tipo de música que hagas, se te va a ver el plumero desde el minuto uno. Yo no nací músico, nací fan de la música, y tener eso claro cuando empiezas a ser tú el que la crea es algo, a mi parecer, importantísimo. Vamos, lo principal.

¿Cómo fue la grabación de «Breaking the rule», su último disco?

Como todas las grabaciones hasta ahora, se nos pudo echar el tiempo encima, pero creo que reflejó bastante el momento concreto de la banda, y la carretera que lleva a la espalda. El músculo lo tenemos mucho más desarrollado ahora que hace 3 años, y eso se nota. Hay veces que hasta nos tenemos que cortar, porque al fin y al cabo, no nos tiramos de lunes a viernes encerrados en un estudio. Lo hacemos encima de escenarios, y són terrenos distintos. Pero se echa de menos regocijarse un poco en un local, componer, arreglar, etc...

¿Cómo se desarrolla su proceso creativo?

La mayoría de las veces alguien trae una maqueta/idea o directamente casi todo el trabajo hecho, así que la canción está en parte en la cabeza de alguien, y lo complicado es sacarlo de ahí y hacerselo entender a los demás. Luego todo el mundo tiene un input que hacer, pulir algo, un cambio a mejor, etc... Nunca hacemos sesiones tipo Stones, tirandonos horas “a ver qué sale”. Tampoco es un género que encaje muy bien con esa manera de trabajar.

¿The Excitements forman parte de una escena?

Nos manejamos entre el R&B y el Soul de primera hornada, así que si hay algo en donde encasillarnos es ahí. Sin embargo esos mismo generos tienen en su mismo ADN cosas tan dispares como tumbaos, música espiritual o toques latinos que, aunque a simple vista parezcan muy alejados, tienen su porqué y su donde. Sin ir más lejos, toda la música salida de New Orleans es fruto de un guiso de mil y una influencias que han sido parte de la ciudad.

¿Qué importancia dan al factor estético?

Somos muy clasicos e intentamos dar un show potente y con garra pero sin caer en lo chusco, dejando que la música llegue por si sola. Nunca nos verás con grandes fuegos artificiales ni muñecos inflables, tampoco creo que pegue mucho con lo que hacemos, la cosa va por conectar de otra manera, trantado al público de igual a igual. Ambas cosas són respetables.

¿Qué tienen entre manos para el futuro a corto plazo?

Estamos preparando un disco en directo que también grabaremos en imagen para finales de este año en nuestra ciudad, Barcelona, y de ahí, ya pensar en el siguiente LP y la siguiente vuelta de tuerca, a ver qué y cómo sale!

¿Cuál sería su colaboración soñada con un artista del pasado?

Personalmente, me encantaría echarle un poco de humor al asunto y compartir oficio con el maestro Rufus Thomas, un tio que vivió todas las fases de gestación desde el jazz hasta el funk y disco, y cuyo habitat natural era el escenario y el latir del ritmo de la cabeza a los pies. Buenas risas nos echaríamos con él.

The Excitements + Henry Lee Schmidt. Viernes 20 de octubre, 22h. Entradas a 13 euros.