Müsica

Los Espíritus: «Tocar distintos géneros nos da muchas herramientas»

La «Banda Revelación» de 2013 en Argentina presenta su tercer disco en la sala Copérnico el jueves 19

Actualizado:

La densidad y groove en la música de Los Espíritus, crea atmósferas cargadas de sugestión. Esta banda, de las más singulares del under porteño de los últimos años, describe historias rabiosamente urbanas sobre peleas callejeras, chicos que aspiran pegamento en suburbios castigados por la miseria y policías que acechan inocentes, logrando conquistar a cuanto oído los escucha. Su primer larga duración «Los Espíritus» fue editado de manera independiente y les valió el título de «Banda Revelación 2013» en Argentina. En 2015 llegó «Gratitud», y este 2017 salió a la luz «Agua Ardiente», un sólido y adictivo tercer trabajo con el que vienen decididos a inundar España de la psicodelia más romántica (antes de Madrid pasarán por la sala Razzmatazz de Barcelona, el día 11 de octubre).

¿Cómo nacieron Los Espíritus?

El grupo surge en 2010. Arrancamos a ensayar sin tener repertorio, aunque sí sabiendo que queríamos hacer música basada en la improvisación, el ritmo y el blues. Dedicamos gran parte de ese año a jugar e improvisar, se ensayaba de las once hasta las dos en el living de la casa de Martín Ferbat (bajo), hasta que hubo que mudarse a una sala de ensayo por una serie de huevazos e improperios lanzados desde el balcón de enfrente. Nuestra primera grabación es un registro de esos ensayos, una improvisación larga que lleva el nombre de «Hacele Caso A Tu Espíritu», y que está subida a nuestro bandcamp. En 2011 grabamos las primeras canciones que teníamos en un EP llamado «Lo Echaron Del Bar». A esa altura ya estábamos tocando en vivo en el circuito underground de Buenos Aires.

¿Cuáles son las principales influencias del grupo?

Escuchamos muchas cosas y seguramente cada uno tiene distintas influencias. Todos coincidimos en la música con raíces en el blues, Robert Johnson, Muddy Waters. También cosas más cercanas en el tiempo como Nick Cave o Lou Reed. Tom Waits. También la psicodelia por el lado de Jimi Hendrix o 13th Floor Elevators, Pink Floyd. Bob Dylan, toda su gigante obra pero especialmente el sonido que logró en estos últimos tiempos. Miguel Mactas (guitarra) escucha mucho reggae y dub. En los últimos tiempos la gira nos llevó a lugares como México y Colombia, donde nos pusimos en contacto con la música salsera, que Pipe (batería) conoce bien, por tocarla desde niño en su Colombia natal. A nivel local también hay mucha música y mucha historia en el rock de nuestro país, grupos como Almendra, Pappo, Manal, Color Humano, Moris, Miguel Abuelo y Los Abuelos De La Nada, Tanguito. Toda la música nos gusta y nos influencia, no estamos interesados en reproducir puramente un sólo género o estilo, sino más bien encontrarle la vuelta a cada canción.

?Sus primeros temas ya sonabana Los Espíritus que son hoy?

Cuando empezamos a ensayar y todavía teníamos ninguna canción, sabíamos que queríamos hacer música con mucho espacio para la improvisación y el ritmo, con raices en el blues. Después el sonido del grupo se fue desarrollando a través del tiempo con el aporte de todos, porque trabajamos todo en forma grupal y cada uno de nosotros aporta lo suyo, el sonido del conjunto es una suma de todas las personalidades y criterios.

¿Cuál fue la premisa de la grabación de «Agua Ardiente»?

La premisa era registrar el sonido del grupo tocando en vivo de la mejor manera posible. Para eso alquilamos un estudio, el Attik, que tiene la particularidad de que se graba en cinta abierta, en forma analógica. grabamos tocando en vivo todos en la misma habitación. Estamos muy conformes con el resultado, e hicimos una edición en vinilo para que se aprecie la calidad del sonido analógico con todo su color.

¿Comonen todos en el grupo?

Si bien las canciones en su mayoría las hacemos Maxi Prietto y yo, cada cual por su lado, y las llevamos hechas a la sala de ensayo, en el proceso de ensayarlas hay espacio para el aporte de todos, y muchas veces el grupo transforma las canciones, se las apropia y todo puede cambiar, el tempo, el tono, los acordes, se pueden agregar o quitar partes, etc. Todo eso es un proceso grupal, con lo cual finalmente las canciones una vez que entran a Los Espíritus, pasan a ser obra del grupo, más que de la persona que la compuso en un primer momento.

¿Se sienten parte de una escena?

Preferimos no poner límites, no somos un grupo que busque hacer una música de género, nos gusta aprender a tocar los distintos géneros, porque eso nos da muchas herramientas, pero eso después se aplica mezclado con otras cosas. Estamos más bien en la búsqueda de sonidos propios, de una impronta nuestra, que por supuesto se nutre de toda la música que podemos escuchar.

¿Le dan importancia a su imagen?

Trabajamos con dos diseñadores gráficos que son excelentes. Por un lado, La Vieja Flores hizo las gráficas de nuestros dos primeros discos, Los Espíritus (2013) y Gratitud (2015), y para Agua Ardiente (2017) trabajamos con Santi Pozzi, que también se encargó del diseño de la edición en vinilo. Ambos a su vez se encargan del diseño de nuestros flyers, sitios de internet y todas las piezas gráficas en distintas plataformas.

¿Que les espera tras su gira española?

Vamos a estar girando por España y Francia hasta mediados de noviembre, después volvemos a Argentina y nos vamos a tocar por el norte, a Salta, Jujuy y Tucumán. Después vamos a estar en Costa Rica, México y Chile y cerrar el año en Buenos Aires, en diciembre. Después nos vamos a tomar un descancito. Estamos editando un videoclip de una canción de «Agua Ardiente» en vivo, que incluirá imágenes de la grabación del disco y del concierto de presentación.

Si pudieran resucitar a un artista para hacer una canción con él o ella, ¿quién sería?

Imagínate que resucitas a Jimi Hendrix, el tipo abre los ojos, se refriega un poco y me ve a mí que le digo: «Jimi, te resucité para que toques la guitarra en esta canción. Fíjate que después de la segunda estrofa no se me ocurre nada, estaría bueno si le metés un delay». Me caga a trompadas, pero si tuviera que resucitar a algún músico creo que me gustaría revivir a Jimi Hendrix, a John Lennon, a Fela Kuti, a Eduardo Mateo o a Luis Alberto Spinetta.

Los Espíritus en la sala Copérnico, jueves 19, 20h. Entradas a 15 euros.