Los jóvenes miembros del Coro Sintagma, con la arquitecta Emanuela Gambini en el centro, ayer en la iglesia de las Comendadoras
Los jóvenes miembros del Coro Sintagma, con la arquitecta Emanuela Gambini en el centro, ayer en la iglesia de las Comendadoras - MAYA BALANYA
Concierto

Coro Sintagma, un canto «reparador» para la iglesia de las Comendadoras

Esta joven agrupación dedica su primera actuación, este viernes a las 19 horas, a la restauración del templo de este monasterio del siglo XVII

MADRIDActualizado:

La excepcional acústica de la Sacristía de los Caballeros no resta mérito alguno a sus voces. El Coro Sintagma se estrenará allí ante el público, el viernes 17 de junio a las 19 horas, con un objetivo: poner en valor el Monasterio de las Comendadoras de Santiago. Una joya arquitectónica de primer nivel que goza de la máxima protección prevista por la Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid. El conjunto barroco –objeto de una restauración integral desde hace décadas– será el escenario y el protagonista, a la vez, de un concierto especial cuya recaudación irá destinada de forma exclusiva a la rehabilitación de su iglesia. Música y arquitectura al servicio de un desconocido templo cuya belleza, a pesar de los andamios y las obras, sobrecoge a quienes tienen el privilegio de poder visitarla.

Sacristía de los Caballeros, donde tendrá lugar el concierto
Sacristía de los Caballeros, donde tendrá lugar el concierto- MAYA BALANYA

«Llevo 23 años viendo este lugar y aún se me pone la piel de gallina cuando entro aquí», confiesa Emanuela Gambini, responsable del estudio de restauración que dirige el proyecto de las Comendadoras. Ella es el nexo entre los jóvenes de este coro, nacido en otoño de 2015, y las religiosas de este real monasterio cuya construcción impulsó definitivamente la reina Mariana de Austria. Los hermanos Manuel y José del Olmo, primero, y Francisco de Moradillo y Francesco Sabatini después, fueron los arquitectos de este espectacular conjunto.

El concierto forma parte de un programa de actividades más amplio dedicado a obtener fondos. «Doña Ana de Orleans, duquesa viuda de Calabria, ha expuesto y donado recientemente para su venta 84 acuarelas pintadas por ella. El dinero obtenido se dedicará también a reparar la iglesia», explica Gambini, muy «agradecida».

«Confiamos en que el público disfrute doblemente de la contemplación de este espacio tan singular de nuestro patrimonio y de la sonoridad de un coro que inicia ahora su andadura con muchas ganas e ilusión», explica Tadeo Ruiz a ABC, director del coro Sintagma. «Nuestra participación es completamente altruista», añade.

Guiados por él, 16 estudiantes de canto ofrecerán un programa con varios estilos. Un compendio musical que trazará un recorrido por diferentes épocas, con piezas que van desde el Renacimiento, con «Pase el Agoa» y «Amicus Meus», hasta el siglo XX con temas como «Señor, me cansa la vida» de Juan Alfonso García. «Se podrá disfrutar también de la exquisitez barroca de Purcell, la inquietud del Romanticismo con Rheinberger y Listz o el cromatismo impresionista de Debussy», comenta.

Las obras continúan

Sala Capitular del Monasterio de las Comendadoras de Santiago, en Madrid
Sala Capitular del Monasterio de las Comendadoras de Santiago, en Madrid- MAYA BALANYA

En los últimos años se han acometido importantes intervenciones de rehabilitación con el apoyo económico de la fundación del Monasterio, de la Comunidad de Madrid y del Ministerio de Fomento con cargo al «1,5% Cultural». La última de las estancias restauradas ha sido la Sala Capitular, un espacio singular en el que se han recuperado sus importantes papeles pintados a mano. Entre sus joyas está también el enorme cuadro de «Santiago Apóstol en la Batalla de Clavijo» que Luca Giordano pintó en 1695 para el altar mayor de la iglesia a la que estos jóvenes esperan contribuir con su canto reparador.