HughesSeguir

Una sonrisa sórdida Hughes

En la foto se percibe la sonrisa del expresidente. Sorprende que la situación se agrave y su sonrisa no cambie

Una sonrisa sórdida

Una de las cosas más escandalosas leídas este verano la dijo en ABC el embajador español en Venezuela. Preguntado por Carmen de Carlos sobre la intervención de Rodríguez Zapatero, D. Jesús Silva respondió lo siguiente: "Apoyamos las gestiones del expresidente en su intento de acercar posturas". No hacía falta que lo dijera, en la actitud gubernamental no se ha observado condena alguna de la mal llamada mediación. Ni ha habido un repudio oficial del PSOE. Sobre Podemos huelga ya todo comentario.

Así pues, Zapatero es símbolo de la actitud general de España ante la cuestión venezolana. Quien tenga intereses allí hará bien en defenderlos; quienes no lo tengan, solo pueden avergonzarse y reclamar la menor manipulación posible a costa del asunto.

ZP es símbolo aquí y símbolo allí. Para gran parte de los venezolanos, su visita es un signo ominoso. Augurio de malas cosas. María Corina Machado, líder opositora, le puso nombre: el "Efecto Zapatero". No hace falta buscar mucho: el TSJ ya admitió el "juicio a los traidores a la patria" que reclama la Asamblea.

En la foto se percibe la sonrisa del expresidente. Sorprende que la situación se agrave y su sonrisa no cambie. Los muertos, la ilicitud de la Asamblea, las detenciones ilegales, la violación de libertades, la denuncia de presos desaparecidos, nada modera la sonrisa de Zapatero.

Macron afirmó hace unas horas que Venezuela es una dictadura; EE.UU ya tomó medidas. Si uno destina un tiempo a ver los discursos de Maduro —asombrosamente poco vistos en Youtube—, se da cuenta de que Maduro llama Paz a su régimen y Diálogo al proceso para su imposición total. Zapatero le regala las palabras.

Dos cosas necesita: una legitimación internacional y una oposición que acuda a ser derrotada en las urnas. Zapatero le da una cosa, la MUD la otra.

Mientras la inflación galopa, el Régimen busca el paso siguiente: el desaliento de la población, la costumbre. Más venezolanos que sirios pidieron acogida en España, y en América asoma un subcontinente narco.

HughesHughes
Toda la actualidad en portada

comentarios