El presidente que se atrevió con el 155

Ya está aquí por primera vez en nuestra historia, con toda la incertidumbre que ello conlleva

Edurne Uriarte
Actualizado:

Hace dos o tres meses, la gran mayoría de nuestro país se llevaba las manos a la cabeza ante la sola mención del 155. Eso, pensaban, era de «fachas». Una provocación de los españolistas. Hace un mes, la mayoría seguía en desacuerdo, incluidos el PSOE y C´s. Desde hace tres semanas, sin embargo, se ha disparado el entusiasmo por el 155, y Mariano Rajoy se encuentra entre la minoría que no ha variado de posición. Entre otras cosas, porque él tiene la responsabilidad fundamental de que el 155 funcione y consiga sus objetivos.

Por eso, en su histórica comparecencia de hoy, no ha cedido al entusiasmo repentino de los antiguos críticos del 155 y ha vuelto a reiterar su posición, que «el 155 ni era el deseo ni la intención del Gobierno»; en una exposición en la que ha llamado la atención su seguridad y tranquilidad, fruto de una profunda reflexión sobre esta decisión.

Ya está aquí el 155 por primera vez en nuestra historia, con toda la incertidumbre que ello conlleva. Enfrente, una élite nacionalista catalana fanatizada, enloquecida, y, por lo tanto, completamente impredecible. Desde el Estado, un presidente sereno y seguro que pasará a la historia como el primero que se atrevió a aplicar el 155, una oposición comprometida con la defensa de la Constitución, un Rey implicado y una sociedad movilizada en favor del Estado. Un 155 con avales que costaba imaginar hace pocas semanas y, por lo tanto, con muchas posibilidades de lograr sus objetivos, pero con una mayoría de catalanes opuestos y un nacionalismo enloquecido, no lo olvidemos.

Edurne UriarteEdurne UriarteArticulista de OpiniónEdurne Uriarte