Editorial ABC

Un Pacto Nacional por el Agua

La sequía no solo ha generado pérdidas millonarias en el campo, sino que el descenso de la producción hidroeléctrica ha elevado de forma considerable el precio de la electricidad

Actualizado:

La llegada de las lluvias en los últimos días ha venido a aliviar de forma momentánea la sequía que padece buena parte del país como consecuencia de la escasez de precipitaciones registrada durante el año, pero, en realidad, no deja de ser un mero parche, ya que ni esta ni otras futuras borrascas lograrán solventar el déficit estructural de agua que padecen algunas regiones del sur, como es el caso de Murcia, tal y como explica hoy en ABC su presidente, Fernando López Miras. La situación ha llegado a tal punto -con la cuenca del Segura a tan solo el 13,5 por ciento de su capacidad- que varias organizaciones agrarias se manifestarán mañana para exigir soluciones. De momento se enfrentan a un encarecimiento del suministro y no se descartan posibles cortes de agua desde enero que afectarían incluso al consumo doméstico.

La sequía no solo ha generado pérdidas millonarias en el campo, sino que el descenso de la producción hidroeléctrica ha elevado de forma considerable el precio de la electricidad. El agua es de todos los españoles y, por tanto, requiere de una política común para repartir de forma eficiente y sensata este valioso recurso entre los diferentes territorios, evitando así que ciertas regiones pasen sed mientras que otras siguen tirando lo que les sobra al mar. El problema no es la escasez, sino la falta de solidaridad y, sobre todo, la estrechez de miras que han mostrado algunos políticos, tanto a escala nacional como autonómica, a la hora de abordar una cuestión que afecta a todos y que el cambio climático podría agravar. Urge un Pacto Nacional por el Agua vertebrador, solidario y apartidista, para garantizar que este recurso llegue a todos por igual.