Última Hora Juana Rivas no ha comparecido hoy a la cita judicial que tenía

Opinión

Filtraciones, alertadores y fontaneros

El barco de Washington prosigue su singladura, como siempre, haciendo agua por arriba

Filtraciones, alertadores y fontaneros
PEDRO RODRÍGUEZ - Actualizado: Guardado en: Opinión

A James Reston, legendario periodista del New York Times, le gustaba recordar a sus lectores "que un gobierno es la única clase de buque que hace agua por arriba". Desde hace varias décadas, es perfectamente posible entender el funcionamiento de Washington como el lugar donde confluyen leaks (filtraciones), whistleblowers (avisadores) y plumbers (fontaneros). Solo cambia la tecnología. Desde la fotocopia original, con su inolvidable tufo de amoniaco, a los gigabytes trasmitidos por internet.

A Henry Kissinger también se le atribuye la irónica definición de qué tipo de informaciones constituyen un secreto: "Todo lo que no se quiere ver publicado en la portada del periódico". Con independencia de las motivaciones de cada "garganta profunda", divulgar información más que confidencial se ha convertido en una especie de quinto poder en EE.UU. Incluso algunos de los que osan tocar el silbato de la transparencia contra los abusos de poder son percibidos como patrióticos héroes.

Por supuesto, todos los ocupantes de la Casa Blanca intentan recurrir a la "fontanería" para taponar los comprometedores flujos de información que emanan de la burocracia permanente, del llamado Estado profundo, o simplemente son producto de espontáneos con más ética de la tolerable en las cloacas del poder. Sin embargo, muchas veces la búsqueda de remedio es casi peor. Como le ocurrió al paranoico Richard Nixon, que terminó emparedado entre los Papeles del Pentágono y Watergate.

El pulso envenenado que mantiene la Administración Trump con sus propios servicios de inteligencia promete, como dirían en Telecinco, seguir dándonos grandes momentos. El barco de Washington prosigue su singladura, como siempre, haciendo agua por arriba.

Toda la actualidad en portada

comentarios