Esto no es una independencia

«Fue un sueño, como lo de Resines. Un trampantojo. Quizá un falso documental»

Rosa Belmonte
Actualizado:

La camiseta de la Selección no tendrá color morado, pero lo parece. La Declaración Unilateral de Independencia del 27-O sólo tuvo «valor simbólico», según Forcadell. Pero, vaya, parecía otra cosa. Fue un sueño, como lo de Resines. Un trampantojo. Quizá un falso documental. La traidorcilla Forcadell ha tenido una semana para preparar su declaración y, tras pasarse la ley por el pringue del pelo, ha decidido que acata el 155. Sobre todo porque el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, había apuntado que las medidas cautelares que la Fiscalía pediría dependerían de las declaraciones (también dijo que si los otros hubieran acatado la Constitución y el 155, a lo mejor las cosas habrían sido distintas). Pero la Fiscalía pidió prisión incondicional.

Cuando Ana Pastor preguntó a Nada Colau, tras la DUI, si Cataluña era una república dijo que estaba muy perpleja. Es la desfachatez de estas señoras lo que provoca perplejidad. La independencia la anunciaron Warren Beatty y Faye Dunaway. Ni lo de Magritte era una pipa ni lo del Parlament una independencia. El cuadro no es un pipa, sino una imagen de una pipa. Sólo una representación, dijo el pintor. Belga, por cierto.

Rosa BelmonteRosa BelmonteArticulista de OpiniónRosa Belmonte