Hughes

Estertores cursis de ETA

Recuerda a la muerte de Joan Crawford en «Qué fue de Baby Jane», que ahora nos cuenta «Feud»

Hughes
Actualizado:

La escenificación de este asunto del final de ETA tiene personajes:

1) Los mediadores. El Grupo de Luhuso. Autodenominados, en siniesta cursilería, «artesanos de la paz». Delegados o encargados de ETA.

2) La Comisión Internacional de Verificación. La de verificador internacional es una profesión misteriosa. Destaca Ram Manikkalingam, nada menos que ceilandés. ¿En virtud de qué autoridad fiarse de lo que tengan a bien verificar?

3) Las personalidades del País Vasco Francés. Una serie de personas del terruño de índole heterogénea que asistirán (nadie de Le Pen, por cierto). Se constituyen en la inevitable asamblea.

4) El público. No han dado detalles sobre el acto del 8 de abril, salvo que será en Bayona, «transparente y público». Los asistentes podrán sentirse también «artesanos de paz». Al acto lo llaman «Día del Desarme».

5) El Gobierno francés. Hasta el momento ha permitido que estas personas manejen ese supuesto arsenal de armas.

6) Las autoridades vascas y navarras, mencionados como instituciones de confianza. ¿Asistirá una representación de Urkullu?

Estas son figuras de una escenificación en que ETA estiliza su final. Recuerda a la muerte de Joan Crawford en «Qué fue de Baby Jane», que ahora nos cuenta «Feud». Ella quería morir maquillada, rutilante. El director le tuvo que «reconfigurar» las condiciones. Era una muerta muy guapa.

Los «intermediarios» explicaron que no habrá condiciones políticas, pero sí técnicas, y matizaron que desarme no es «final del conflicto». Quedan «víctimas, presos y convivencia», nada dicen de los crímenes pendientes de resolver.

Los «intermediarios» aspiran a mediar entre dos partes: ETA y... ¿cuál es la otra?

Quienes se sumen a este diseño/narración estarán participando de la representación de un final que a ETA no le correspondía determinar, un final que se le debía imponer, no brindar. Munición (perdón) metafórica para el futuro político.

Covite ha pedido (y no sin razón) que quienes dicen «gestionar el armamento» sean interrogados, pues se trata de una actividad ilegal.

Una cuestión: ¿Y la estructura o personas que deciden esto? ¿Se disuelven en acto formal?

Hughes .Hughes .Articulista de OpiniónHughes .