Opinión

Gente buena
PAULA ANDRADE

Gente buena

Caravaggio hizo del claroscuro el espejo de su vida, pendenciera exageración de cuanto somos. Con sus pinceles y broncas, mostró a su pesar que no hay claridad que las tinieblas no evidencien ni oscuridad que pueda existir sin luz. Tuvo una vida corta, irrelevante para quien no lo conociera. Poco importa. Importa su obra, lo haga él o no, valga él o no la pena

El desprecio de sexo

El desprecio de sexo

«Quizás casos como el de Diana Quer, donde no sea fácil probar que el agresor actuó por el hecho de ser mujer la agredida, sino que simplemente abusó como hombre de su mayor fuerza, mueva a los participantes del reciente pacto contra la violencia machista a volver en el ámbito penal a la simplicidad de 1822»

Una serpiente en el restaurante

Una serpiente en el restaurante

«Tanto en el tatuaje como en el piercing hay un origen de agresión física hacia uno mismo, una especie de prueba masoquista, que puede tener su origen en un descontento o en eso que llamamos inconformidad. No me imagino al doctor Severo Ochoa tatuándose un alambre de espino alrededor del tobillo, ni a José Luis Sampedro colocándose a la altura de la tetilla izquierda una flor de lis o una bandera»

El cupo y el nacionalismo español

El cupo y el nacionalismo español

«Querer vendernos la demanda de una igualdad fiscal para todos los españoles como una rancia reivindicación del nacionalismo español es algo que sólo se les puede ocurrir a los nacionalistas vascos o a alguien que trata de imitarlos por puro afán maniobrero reutilizando un campo discursivo abonado por éstos»