Natural - Biodiversidad

La UE prohíbe la práctica del arrastre de fondo por debajo de los 800 metros de profundidad

El nuevo reglamento también prevé la introducción de vedas en zonas que contengan o es probable que contengan ecosistemas marinos vulnerables

Islas Maldivas
Islas Maldivas - ABC

Ayer, el Parlamento Europeo, el Consejo de Ministros de la Unión Europea y la Comisión Europea adoptaron una serie de disposiciones clave para un nuevo Reglamento de la Unión Europea (UE) relativo a la pesca de aguas profundas, que incluye la prohibición de la práctica del arrastre de fondo por debajo de los 800 metros de profundidad y prevé la introducción de vedas en zonas que contengan o es probable que contengan ecosistemas marinos vulnerables.

El acuerdo llega cuatro años después de que la Comisión publicara una propuesta de nuevo reglamento relativo a la pesca de aguas profundas en el Atlántico nordeste y dos años y medio después de que el Parlamento adoptara su posición al respecto, informa en una nota Deep Sea Conservation Coalition (DSCC), una organización integrada por más de 70 organizaciones ecologistas no gubernamentales, organizaciones de pescadores e institutos de Derecho y Política.

Ecosistemas vulnerables

La UE posee una de las flotas pesqueras de aguas profundas más grandes del mundo, subrayan desde DSCC. Los arrastreros de fondo arrastran por el lecho marino gigantescas redes dotadas de grandes pesos que arrasan todo lo que encuentran en su camino, incluyendo corales y esponjas que han florecido en esos entornos durante miles de años, explican desde la organización. «Su desaparición pone en peligro la capacidad de los ecosistemas de aguas profundas para absorber dióxido de carbono de la atmósfera», destacan.

«El actual reglamento para la gestión de la pesca de aguas profundas de la UE no ha conseguido mantener la mayoría de las poblaciones de peces de aguas profundas dentro de los límites biológicos de seguridad ni restablecer algunas de las poblaciones que sufrían un mayor estado de agotamiento en la región», asegura DSCC. La organización considera que la UE también ha fracasado a la hora de proteger los ecosistemas marinos vulnerables de aguas profundas frente a las prácticas altamente destructivas.

DSCC, por último, advierte de que, «de acuerdo con la investigación científica», 600 metros sería la mejor cota para proteger los ecosistemas vulnerables de aguas profundas y velar por la conservación de las especies de profundidad.

Toda la actualidad en portada

comentarios