Madidi, un edén de posibles nuevas especies para el mundo
Madidi, un edén de posibles nuevas especies para el mundo - EFE
BOLIVIA

Madidi, un edén de posibles nuevas especies para el mundo

Una expedición de dos años ha concluido que se trata del Parque Nacional con mayor biodiversidad del mundo

Actualizado:

El Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Madidi de Bolivia albergan una fuente extraordinaria de flora y fauna que poco a poco salen a la luz, gracias a una intensa expedición que halló más de cien especies que son candidatas como nuevas para la ciencia.

Los impresionantes resultados de la expedición «Identidad Madidi» ha sobrepasado todas las expectativas de la veintena de científicos que se encargaron de recorrer quince sitios del parque desde 2015 a 2017, para identificar y registrar la mayor cantidad de especies. Gracias a su trabajo se logró confirmar que el Madidi es el parque con mayor biodiversidad del mundo, ya que alberga más de 8.000 especies.

El Madidi tiene una extensión de 1,8 millones de hectáreas, menos del 0,0037 % de la superficie del planeta, pero alberga el 3% de plantas, casi el 4% de los vertebrados y el 9% de las aves del mundo, según datos de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS, en sus siglas en inglés).

Entre los principales hallazgos están al menos 124 especies que son candidatas como nuevas para la ciencia, entre ellas 84 plantas, cinco mariposas, 19 peces, ocho anfibios, cuatro reptiles y cuatro mamíferos.

«Es algo realmente fuera de serie, es increíble el número de especies que hemos registrado. Encontramos diez veces más de lo que creíamos que podíamos encontrar, creíamos que serían diez posibles nuevas para la ciencia», dijo a Efe el director del programa de Conservación Gran Paisaje Madidi de WCS, el inglés Robert Wallace.

El complejo trabajo de campo de los investigadores bolivianos ha pasado distintos obstáculos para llegar a ciertos lugares, en algunos casos a pie, en botes por ríos o con ayuda de mulas.

Pero el trabajo no termina ahí, ya que ahora los científicos tienen la tarea de elaborar la descripción de cada una de las especies que son posiblemente nuevas para la ciencia, para luego mandar ese informe a la comunidad científica internacional que revisa minuciosamente y acepta o niega la propuesta.

El científico responsable de botánica Freddy Zenteno contó que entre las posibles nuevas especies de plantas está un tipo de cedro y otro de orquídea, que describió como «fascinante». Además hay tres especies de vainilla, que también serán descritas para verificar si son inéditas. «Es interesante estudiar estas plantas candidatas porque si determinan que son nuevas especies, favorecerá al país y al mundo», resaltó Zenteno.

El biólogo encargado del estudio de peces Guido Miranda explicó que entre las posibles especies inéditas están un tipo de bagre, sardina y algunos que pertenecen a un género que no estaba reportado en Bolivia. «Una buena parte de los peces se ha encontrado en el hábitat llamado curichis, que son cuerpos de agua estancada con mucha descomposición y hay peces que se adaptan a esas condiciones», enfatizó Miranda.

Wallace, por su parte, adelantó que entre las nuevas especies de vertebrados hay ratones, marsupiales, murciélagos, ranas, lagartijas y serpientes.

Guido Ayala, encargado del estudio de los mamíferos medianos, señaló que el trabajo que sigue «no es fácil», pero que definitivamente será enriquecedor e importante para demostrar lo «increíble» de la biodiversidad que hay en el Madidi.

Esta exploración tiene el apoyo de la red Boliviana de Biodiversidad, el Viceministerio de Ciencia y Tecnología, el Ministerio de Medio Ambiente, el Servicio Nacional de Áreas Protegidas, el Instituto de Ecología, el Herbario Nacional, la Colección Boliviana de Fauna y el Museo Nacional de Historia Natural y Armonía de Bolivia. La investigación fue financiada por WCS y la Fundación Moore.