La Gran Barrera de Coral ha experimentado cinco eventos de muerte en los últimos 30.000 años
La Gran Barrera de Coral ha experimentado cinco eventos de muerte en los últimos 30.000 años - ABC

La Gran Barrera de Coral ha experimentado cinco eventos de muerte en los últimos 30.000 años

Pero los expertos dudan de la capacidad del arrecife en su forma actual para sobrevivir al ritmo del cambio causado por las «muchas tensiones proyectadas en el futuro cercano»

Actualizado:

En los últimos 30.000 años, la Gran Barrera de Coral, el sistema de arrecifes más grande del mundo, ha sufrido cinco eventos de muerte, en gran medida impulsados por cambios en el nivel del mar y modificaciones ambientales asociadas. Durante milenios, el arrecife se ha adaptado a los cambios repentinos en el medio ambiente al migrar a través del fondo del mar a medida que los océanos subían y bajaban.

Un estudio, publicado recientemente en la revista Nature Geoscience y dirigido por el profesor asociado de la Universidad de Sídney (Australia), Jody Webster, reconstruye la evolución del arrecife en los últimos 30 milenios en respuesta a un cambio ambiental importante y abrupto.

Este esfuerzo investigador internacional realizado durante 10 años ha demostrado que el arrecife es más resistente a cambios ambientales importantes, como el aumento del nivel del mar y la temperatura del mismo, de lo que se pensaba, pero también ha evidenciado una alta sensibilidad a la entrada de sedimentos y la mala calidad del agua.

«Nuestro estudio muestra que el arrecife ha sido capaz de recuperarse de los eventos mortales del pasado durante la última glaciación y deglaciación -señala el experto-. Sin embargo, descubrimos que también es muy sensible al aumento de la entrada de sedimentos, lo que es preocupante dadas las prácticas actuales de uso de la tierra».

Los autores proponen que el arrecife ha sido capaz de restablecerse a lo largo del tiempo debido a la continuidad de los hábitats de arrecifes con corales y algas coralinas y la capacidad del arrecife de migrar lateralmente entre 0,2 y 1,5 metros por año.

«Estudios previos han establecido un aumento de la temperatura de la superficie del mar en el pasado de un par de grados en un periodo de tiempo de 10.000 años. Sin embargo, las previsiones actuales de cambio en la temperatura de la superficie del mar son de alrededor de 0,7 grados en un siglo», advierte Webster. «Tengo serias preocupaciones sobre la capacidad del arrecife en su forma actual para sobrevivir al ritmo del cambio causado por las muchas tensiones presentes y las proyectadas en el futuro cercano», concluye.