Tiburón marrajo
Tiburón marrajo - OCEANA
HASTA EL AÑO 2038

Exigen la prohibición inmediata y total de la pesca del tiburón marrajo

Solo así la especie tendría un 50% de posibilidades de recuperarse en el Atlántico Norte, denuncia una coalición de ONG

Actualizado:

La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT, por sus siglas en inglés) ha publicado un informe sobre la situación de las poblaciones de tiburón mako, también conocido como marrajo común, que alerta de la sobrepesca y de un «agotamiento importante» de sus poblaciones en el Atlántico Norte, por lo que organizaciones conservacionistas piden la prohibición total e inmediata de la pesca de esta especie.

Así, el informe final de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico concluye que los stocks en el Atlántico norte son «víctimas» de la sobrepesca y que apenas tienen un 50% de posibilidades de recuperarse si deja de pescarse durante los próximos 20 años.

El mako es el tiburón más rápido del mundo y está perseguido por su carne y sus aletas, pero la mayor parte de los países pescadores no han impuesto ningún límite a su captura.

En este contexto, señala que estudios previos indicaron que los makos que eran devueltos al agua vivos tenían un 70% de probabilidades de sobrevivir, por lo que prohibir mantenerlos a bordo podría ser una medida eficaz para su conservación.

Tras la publicación del informe, las organizaciones conservacionistas Shark Trust, Project Aware y Shark Advocates International instan a los gestores pesqueros a actuar y prohibir los desembarques en la próxima reunión de ICCAT que se celebrará en noviembre en Marruecos.

El análisis demuestra que las poblaciones del Atlántico Norte tienen un 54% de probabilidades de recuperarse en 2040 si las capturas se reducen a cero. Por ello, los científicos recomiendan la prohibición total e inmediata de la retención del marrajo en la región y a implantar medidas para reducir la mortalidad asociada con las capturas accidentales.

El verano pasado se realizó el primer informe científico sobre las poblaciones de marrajo desde 2012

La presidenta de Shark Advocates International, Sonja Fordham, ha lamentado que el tiburón mako se encuentra entre los tiburones más vulnerables y valiosos de las pesquerías del alta mar y carece de protección «desde hace demasiado tiempo». «Los makos del Atlántico Norte se encuentran en una situación crítica y esto requiere una acción decisiva, como la prohibición de las retenciones y descargas, en línea con las nuevas recomendaciones de los científicos», ha manifestado.

Asimismo, ha justificado la necesidad urgente de una completa prohibición de la pesca del marrajo en que los gobiernos que han basado su inacción en la falta de certidumbre sobre las poblaciones, pero ha añadido que ahora la situación es clara.

Por su parte, la directora de conservación en Shark Trust, Ali Hood, ha denunciado que durante años la mayor parte de los países pesqueros, especialmente España, Portugal y Marruecos, han desembarcado el marrajo con «una ausencia total de límites de capturas» y considera que «el resultado es un desastre».

Por ello, reclama precisamente a estos países que den «un paso adelante» para que los makos puedan «emprender el camino de la recuperación», empezando por proponer al ICCAT tomar medidas inmediatas de protección durante su reunión anual el mes que viene.

«Estos países y otros tienen que asumir su responsabilidad y empezar a reparar los daños ocasionados a los makos, y apoyar las medidas de prohibición del mantenimiento a bordo, los transbordos y las descargas», ha puntualizado.

El ICCAT adoptó prohibiciones sobre otras especies de tiburón altamente vulnerables, capturadas en pesquerías de atún como el zorro ojón o el tiburón oceánico. Este informe científico es la primera evaluación de las poblaciones desde 2012 y se realizó el pasado verano para ICCAT.

«Es un momento decisivo para el tiburón mako y los submarinistas son importantes en la puesta en acción», ha indicado Ania Budziak, de Project Aware, que apela «especialmente a los países con turismo submarino» para ver tiburones mako, como son Estados Unidos, Egipo y Sudáfrica, para que lideren su protección «antes de que sea demasiado tarde».