Top

Natural - Biodiversidad

Estas son las cinco especies de aves a las que hay que prestar especial atención durante 2017

Según recomienda SEO/BirdLife, organización que controla la evolución de sus poblaciones y el estado de conservación de sus hábitats

AnteriorSiguiente
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
Navegue usando los números

Cernícalo primilla

Cernícalo primilla- ABC

Con el primer censo nacional de Cernícalo primilla (Falco naumanni), puesto en marcha en 2016 por SEO/BirdLife, se podrá conocer el tamaño de la población de esta especie y su área de distribución actual. Según los resultados que se obtengan podrán sacarse algunas conclusiones sobre la tendencia poblacional de la especie, que previsiblemente será de declive. El abandono del medio rural y la intensificación de determinadas prácticas agrarias asociadas al uso de plaguicidas están afectando negativamente a esta ave.

«En peligro de extinción», como Madrid, Murcia, Navarra o la Comunidad Valenciana

De momento, la especie está incluida en el Libro Rojo de las Aves de España con la categoría de «Vulnerable» y a nivel nacional aparece en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. El delicado estado de conservación de esta especie ha hecho que algunas comunidades autónomas la hayan incluido en sus catálogos de especies amenazadas con la categoría de «En peligro de extinción», como Madrid, Murcia, Navarra o la Comunidad Valenciana.

«Trabajar por una nueva y mejor Política Agraria Común (PAC), que integre medidas agroambientales y fomente una agricultura sostenible, es una de las metas de SEO/BirdLife en 2017», explica la organización en una nota.

Alimoche común

Alimoche común- ABC

El alimoche común (Neophron percnopterus) es una de las cuatro especies de buitres ibéricos y se encuentra en una grave situación de declive en toda Europa, de hecho está catalogado como «En Peligro» en el Libro Rojo de las Aves de Europa (European Red List of Birds, IUCN). La principal causa de mortalidad de la especie es la ingesta de veneno, aunque también la muerte en tendidos eléctricos o la escasez de alimento han afectado mucho a la especie.

En la actualidad, hay menos de 1.400 parejas en España

En la actualidad hay menos de 1.400 parejas en España, que alberga la mayor población de todo el Paleártico occidental y una de las más importantes del mundo. Se encuentra relativamente bien distribuido por la Península, donde ocupa, preferentemente, las áreas montañosas y sus inmediaciones, así como regiones más o menos abruptas, señala SEO/BirdLife.

A nivel nacional se trata de una especie protegida, incluida en el Catálogo Español de Especies Amenazadas con la categoría de «Vulnerable», a excepción de la población canaria, donde se le conoce como guirre y está considerada una subespecie diferente, que se encuentra catalogada como «En Peligro» de extinción.

«La conservación de sus hábitats, mejorar la disponibilidad de alimento y la lucha contra el uso ilegal de veneno en el campo seguirán siendo líneas de actuación para nosotros en este año», manifiestan desde la organización.

Cerceta pardilla

Cerceta pardilla- ANSE

Otra especie sobre la que SEO/BirdLife estará especialmente atenta es un pato de la familia de las anátidas, la cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris).

Está considerada «En Peligro Crítico» en el Libro Rojo de las Aves de España y catalogada como «En Peligro» de extinción en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, siendo su principal amenaza la destrucción del hábitat por degradación, contaminación y desecación de humedales.

La muerte accidental en nasas cangrejeras le está afectando gravemente

A principios del siglo XX era un pato relativamente abundante, aseguran desde la organización. En 2007, en cambio, apenas se reproducía un centenar de parejas en Andalucía, Valencia, Baleares y Murcia, y actualmente no llegan a 30 parejas las que crían en España, principalmente en Andalucía y Valencia. Sus núcleos de reproducción principales se ubican en las marismas del Guadalquivir y en los humedales levantinos, donde la falta de agua en años de sequía, diferentes episodios de botulismo y la muerte accidental en nasas cangrejeras está afectando gravemente a los escasos ejemplares supervivientes.

«SEO/BirdLife, con su Programa Alas sobre el Agua pretende poner en valor a los humedales más importantes, a sus hábitats y especies de aves asociadas», insisten desde la organización.

Pardela balear

Pardela balear- ABC
Es la única ave marina endémica de España

La pardela balear (Puffinus mauretanicus) es la única ave marina endémica de España y una de las que presenta una situación más preocupante, con una probabilidad de extinción de no más de 60 años si la situación no mejora.

Está incluida en el Libro Rojo de las Aves de España y en el de Europa como «En Peligro Crítico» y aparece como «En Peligro» de extinción en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

Al ser una especie longeva y con un bajo número de pollos por año, resulta muy sensible a la mortalidad originada por causas no naturales, siendo la muerte por depredadores invasores en las islas donde cría, y el impacto negativo de determinadas prácticas pesqueras, las principales causas de su regresión.

Urogallo

Urogallo cantábrico- ABC

Por último, SEO/BirdLife incluye en su listado de especies de aves «delicadas» al urogallo común (Tetrao urogallus), y muy en particular a la subespecie cantábrica. Se trata un ave emblemática, símbolo de la conservación de los bosques de las áreas montañosas del norte de la península Ibérica. «Los esfuerzos técnicos, económicos y humanos realizados hasta el momento no han conseguido sacar a esta tetraónida del peligro de extinción», se lamentan desde la organización.

AnteriorSiguienteToda la actualidad en portada

comentarios