Marrakech acoge la reunión anual de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico
Marrakech acoge la reunión anual de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico - OCEANA
REUNIÓN ICCAT

La especie de tiburón más valiosa es también la más amenazada

No se han establecido límites de captura por parte de los países que más marrajo pescan, entre los que se encuentra España, lamentan las ONG

Actualizado:

La Shark League, coalición dedicada a la conservación de los tiburones, ha solicitado la prohibición de las retenciones de tiburón mako, marrajo común o de aleta corta (Isurus oxyrinchus) en el Atlántico Norte (basada en recomendaciones científicas) y en el Atlántico Sur (basada en el enfoque preventivo), al considerar que supone un primer paso hacia una conservación efectiva de la especie. Así lo ha manifestado la organización con motivo de la reunión anual de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT, por sus siglas en inglés), que se celebra desde el lunes y hasta el viernes en Marrakech.

Los tiburones se encuentran entre los animales más vulnerables capturados en el alta mar por la pesca de atunes y de peces espada. Ahora están ahora gravemente desprotegidos, apuntan desde la plataforma conservacionista. La más valiosa de las especies de tiburones es el mako, aseguran; pero no se beneficia de ningún límite internacional de captura, advierten. La última evaluación de las poblaciones del Atlántico Norte concluye, de hecho, su agotamiento, remarcan las mismas fuentes. En opinión de la Shark League, la «deficiente prohibición de la ICCAT sobre el aleteo no está en línea con las buenas prácticas»; la sobrepesca y el desperdicio de los tiburones tienen efectos ecológicos y económicos muy negativos, explican. El ICCAT, recuerdan, puede fijar normas para la conservación de los tiburones en 50 países y la Unión Europea (UE).

«Las recomendaciones científicas previas de limitar o reducir la mortalidad de los makos no han sido escuchados», se quejan desde la organización. E insisten en que «ningún límite de captura se ha establecido ni por parte del ICCAT ni por parte de los países que más pescan esta especie tan vulnerable a la sobrepesca», entre los que citan a España, Marruecos y Portugal.

La sobrepeaca del mako ocurre sobre una población ya sobrepescada

Las capturas de tiburón mako, según científicos del ICCAT tras una evaluación reciente realizada en el Atlántico Norte, deben ser reducidas a cero para permitir la recuperación de los stocks en dos décadas. La medida de conservación más efectiva e inmediata, a tenor de sus resultados, sería la prohibición total de las retenciones, dado que la sobrepeaca de la especie ocurre sobre una población ya sobrepescada, comparten desde la Shark League.

Límite de capturas

La UE y el Japón han presentado propuestas para el mako del Atlántico Norte que limitan a 500 toneladas las descargas, siempre y cuando el tiburón este ya muerto y que un observador esté presente en el barco para recoger los datos de captura. La propuesta de la UE obliga a una nueva evaluación 2 o 3 años antes de lo previsto por el calendario de la ICCAT. La propuesta de Japón no prevé ninguna solución alternativa en caso de que los límites de captura se superen. La UE propone un límite de capturas global mientras Japón es favorable a que sea repartido entre Partes. Mientras tanto los científicos de la Comisión advierten de que un límite de captura a 500 toneladas solo tiene un 35% de probabilidades de permitir la recuperación de la población en 2040.

Para los makos del Atlántico Sur, por su parte, la UE ha propuesto un Total Admisible de Capturas de 2.000 toneladas, en línea con las recomendaciones científicas de una evaluación altamente incierta.

Prohibición del aleteo

En cuanto a la prohibición actual de la ICCAT sobre el aleteo -que obtuvo en 2016 el apoyo del 80% de las Partes asistentes a la reunión aunque fue bloqueada por Japón, China y Marruecos-, desde la organización estiman que es difícil de poner en práctica porque el ratio de «aletas adheridas al cuerpo» resulta poco fiable para controlar su cumplimento. Este método, en su opinión, empeora las deficiencias en la información sobre las capturas de tiburones por las dificultades de identificar los cuerpos de tiburones (sin aletas) con los niveles de la especie.

El ratio de «aletas adheridas al cuerpo» resulta poco fiable

La plataforma conservacionista recomienda sustituir el ratio de aletas adheridas al cuerpo por la prohibición de quitar las aletas en el mar (en línea con la UE y la política de EE.UU.). La medida permitiría, entre otras cuestiones, agilizar la recopilación de datos específicos de captura por especies, altamente necesarios.

Doce Partes del ICCAT han propuesto conjuntamente la prohibición de cualquier extracción de aletas en el mar (lo que requiere que las aletas permanezcan adheridas durante la descarga).