Natural - Biodiversidad

¿Es el abejaruco el peor enemigo de las abejas?

La Junta de Extremadura ha anunciado que autorizará disparos disuasorios, sonidos, aves de cetrería y dispositivos visuales para reducir los daños que esta ave produce en el sector apícola, según afirman las asociaciones agrarias

Abejaruco europeo
Abejaruco europeo - Richard Constantinoff/shutterstock.com | SEO

Tras el anuncio de la Junta de Extremadura sobre la autorización de métodos de control del abejaruco para reducir los daños que esta ave origina en el sector apícola, según afirma la asociación agraria Asaja, SEO/BirdLife ha querido manifestarse sobre los mismos: «Todas las medidas anunciadas (disparos disuasorios, sonidos, aves de cetrería y dispositivos visuales) están consideradas como no eficaces en varios informes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y Medio Ambiente (MAPAMA)», detalla la organización en una nota.

«Con una inversión inferior a mil euros -instalación de mallas de sombreo, redes plásticas de protección lateral y bebederos- se puede proteger eficazmente una agrupación de 80 colmenas; siendo, además, una estructura temporal -para utilizar sólo en la época de mayor incidencia del abejaruco (junio, julio y agosto)- que puede después retirarse», expone SEO.

«La depredación de los abejarucos sobre las colmenas es puntual, temporal y no supone un riesgo para la viabilidad de las mismas, ya que apenas consumen un 2% de las abejas, que de forma natural regeneran las propias colmenas. Además, tal interacción se produce principalmente durante las concentraciones e inicio de la migración del abejaruco en agosto, con lo que se pueden aplicar medidas temporales de protección como las descritas anteriormente», prosiguen desde SEO, aludiendo en esta ocasión a las conclusiones de diversos estudios realizados por las universidades de Murcia y Extremadura en los últimos diez años.

Productos químicos

«En realidad, todo indica que el abejaruco no es el principal problema del sector apícola. Hay otros problemas muy graves que afectan a las abejas y que no se están afrontando ya que suponen el reconocimiento de realidades incómodas, como la aplicación de miles de toneladas de productos químicos altamente dañinos para las abejas y otros insectos en los tratamientos agrarios que cada año se llevan a cabo a lo largo y ancho de Extremadura», señala Marcelino Cardalliaguet, delegado de la organización en la comunidad.

«Llama la atención, por ejemplo, la campaña de control de la mosca del olivo en Las Villuercas, una comarca con fuerte presencia del sector apícola, realizada en agosto de 2016 con tratamientos aéreos del insecticida Dimetoato, incluso pese a que la propia resolución de la Junta de Extremadura recomienda no usarlo por su elevada toxicidad sobre las abejas», comenta Cardalliaguet.

El abejaruco es una especie protegida con tendencias negativas en su población
SEO va a solicitar a la Junta de Extremadura que no autorice las medidas anunciadas, «sino las realmente efectivas descritas por el MAPAMA». «No aceptaremos en ningún caso que se permita disparar a las aves (aunque sea de forma disuasoria) o que se empleen redes de captura con riesgo de muerte para ellas», concluyen desde la organización. No sin antes subrayar que «el abejaruco es una especie protegida con tendencias negativas en su población».

Toda la actualidad en portada

comentarios