Vídeo en que un oso pardo huye de un conductor que lo persigue para grabarlo

Un hombre se enfrenta a una multa de hasta doscientos mil euros por perseguir a un oso con la furgoneta

El conductor llegó a hacer correr al animal hasta a 60 kilómetros por hora

MADRIDActualizado:

Rondaban las 19.00 horas y llovía con fuerza. Un vecino de la localidad asturiana de Grado volvía a casa tras acabar su jornada laboral el pasado viernes. De repente, encontró un oso en medio de la carretera. Según explicó al diario El Comercio, el animal ni se inmutó. Pero cuando él paró la furgoneta para sacar el móvil y grabar al plantígrado, cuenta, este empezó correr y él no dudó en perseguirlo sin pensar en las consecuencias.

El resultado es un vídeo ambientado por la música que lleva en el interior del vehículo a todo volumen. Se ve cómo el animal huye asustado por la calzada mientras que el conductor se afana en registrar su carrera para mostrarlo en las redes sociales.

Desde la Fundación Oso Pardo han expresado su disconformidad con la actuación del conductor. El vicepresidente de la organización, Carlos Nores, relata indignado: «Tiene la osadía de conducir invadiendo el carril contrario, en una carretera de montaña mojada y además él mismo lo graba con el móvil y encima enseña el cuenta kilómetros». El vecino de Grado relata en varios medios y en las redes sociales que llegó a circular a 60 kilómetros por hora.

Por todo ello, la Fundación Oso Pardo ha tramitado una denuncia ante la Guardia Civil por un delito contra la seguridad del tráfico y de atentado contra el patrimonio natural, unos delitos penados con hasta doscientos mil euros de multa. Así lo han expresado en su perfil de Facebook.

«Denunciamos un nuevo acoso en carretera a un oso pardo. [...] La FOP presentará denuncia contra el conductor por la extrema gravedad de su conducta. La legislación prohíbe expresamente molestar, inquietar o perseguir a la fauna silvestre, máxime a una especie en peligro de extinción. La sanción contemplada por la ley es de 3.000 a 200.000 euros. La gravedad del hecho y la repercusión que está teniendo y el resto de circunstancias agravantes exige una respuesta dura de las Administraciones para disuadir de este tipo de actuaciones a los conductores», ha comunicado la asociación a través de la red social.

El oso pardo es una especie protegida y no es la primera vez que se ven vídeos en que se le hostiga. Son muchas las imágenes en las que se les muestran sometidos a persecuciones y fuertes situaciones de estrés cuando tienen algún encuentro fortuito con humanos.